Acto suicida de padre despechado: su hijo sigue grave

El nene, de 7 años, sigue en terapia intensiva con pronóstico reservado. Tras discutir con su ex, el hombre chocó a propósito a un camión y tanto él como los mellizos salieron despedidos del auto.
Miércoles 22 de abril de 2015
El niño de 7 años cuyo padre habría intentado asesinar chocando su auto en una ruta en venganza a su ex pareja continuaba hoy "grave" y con "pronóstico reservado", aseguró el director del hospital de Concordia, José Luis Ziggiotti.

Mateo "está con asistencia respiratoria mecánica con pronóstico reservado" en la sala de terapia intensiva pediátrica porque sufrió "múltiples hematomas cerebrales y hematohepáticos, fracturas en miembros inferiores y superiores, una contusión pulmonar importante", especificó el médico.

"Hay que ver las próximas 48 horas para ver la evolución, pero es grave el estado", aclaró Ziggiotti, que confirmó que el hermano mellizo, llamado Agustín, falleció a poco de ingresar al hospital por las heridas recibidas como consecuencia del impacto.


En tanto, el padre de los chicos, identificado como Juan Romero, de 41 años, "sacó la mejor parte" en el accidente y esta mañana "se estaba despertando", indicó el director del hospital "Delicia Masvernat" de la ciudad entrerriana de Concordia.

El hombre fue acusado por su ex esposa Hebe Rull de haber chocado intencionalmente su automóvil contra un camión en la ruta 14 a fin de suicidarse y asesinar a sus hijos mellizos en venganza por la mala relación que mantenían tras separarse.

Agustín, uno de los nenes, falleció tras ingresar al hospital local "con traumatismos varios" y una "hemorragia cerebral muy importante", según indicó Ziggiotti.

Su hermano Mateo seguía esta mañana en "estado grave" internado en el centro de salud.

En cambio, "el padre sacó la mejor parte porque tenía un traumatismo de cráneo leve, con edema cerebral y solamente una fractura de pelvis", sostuvo Ziggiotti.

Por eso esta mañana "se le está retirando el respirador porque evolucionó bien, estaba despertando, solo estaba con sedantes y analgésicos", precisó.

El director médico agregó que el hombre estaba "con custodia policial", ya que está siendo investigado por el crimen de uno de sus hijos y el intento de homicidio del otro.

A pesar de que tiene dos hijos mayores y otros familiares, agregó, hasta hoy "al padre no lo quiso ver nadie. Nadie apareció a recibir los informes (médicos), solamente están con el chiquito" que logró sobrevivir, precisó.