Dictan captura contra el taxista acusado de violar a una chica

Se trata de un hombre de nacionalidad boliviana, de 44 años; en su versión, afirmó que la chica no tenía dinero para pagarle y que las relaciones sexuales fueron consentidas.
Jueves 23 de abril de 2015
La Justicia y la Policía buscan a un taxista de 44 años, de nacionalidad boliviana, que fue denunciado por su esposa como la persona que violó a una joven durante el último fin de semana.

El hombre, cuyo paradero se desconoce, fue denunciado por su esposa anoche en la comisaría de Sarandí, en el partido de Avellaneda. La mujer se presentó voluntariamente para decir que durante una discusión su marido le reconoció haber sido la persona que denunció la joven.

En su versión, el hombre afirmó que la chica no tenía dinero para pagarle y que las relaciones sexuales fueron consentidas.

Las sospechas sobre este sujeto se incrementaron: la víctima afirmó que el atacante tenía un acento extraño y dio detalles del auto y de la parte numérica de la patente que coinciden con el auto de este chofer denunciado por su esposa.

Además, el propietario del vehiculo contó hoy a la policía que le llamó la atención una actitud extraña del chofer.

Y reportó que el taxi se encuentra estacionado en la calle Chile al 2576, casi Saavedra, en cercanías de donde viven familiares del buscado, en el barrio porteño de Balvanera.

Con estos datos, la Justicia dispuso esta tarde la captura del sospechoso, porque la víctima aseguró que sin ninguna duda podría reconocerlo.

El auto en cuestión es un Chevrolet Sprint patente NMZ que presta servicios para la empresa Premium bajo el número 858, y que quedó secuestrado por orden judicial.

Manuela, de 20 años, denunció a la Justicia que el sábado a la mañana, cuando salía de un boliche hasta donde había ido con una amiga, fue abordada por un taxi cuando se dirigía a una parada de colectivos en el cruce de Olleros y Alvarez Thomas.

Según su denuncia, el chofer la invitó a subir porque era una zona peligrosa y que ella le aclaró que no tenía plata, pero el hombre le dijo que no se preocupara y en el camino ella se durmió y se despertó momentos después con el chofer encima suyo y sin ropa interior.

La joven contó que para que no la atacara le dijo que tenía el virus del sida pero el chofer le respondió que no importaba y se colocó un preservativo.

También relató que luego la obligó a bajar del auto, mirando a la pared, y le advirtió que no dijera nada o le pasaba "el auto por encima".

Con los datos de la empresa de radiotaxi y el GPS del teléfono celular de la víctima, la Justicia detuvo a un chofer que estuvo por esa zona pero fue liberado inmediatamente porque la chica no lo reconoció como su abusador.

Se estaban rastrillando las cámaras de seguridad de comercios cercanos para poder dar con el vehículo, pero la denuncia de una mujer en Avellaneda apuntando a su marido puso en alerta a los investigadores, que ahora ordenaron su captura.