Persiste alerta en la Patagonia por las cenizas del Calbuco

La lluvia de cenizas, que se trasladó a Neuquén, afectó clases, vuelos y tránsito en caminos de la región. Un comité de Emergencia trabaja en Bariloche.
Viernes 24 de abril de 2015
Ciudades de la Patagonia permanecían en alerta por la actividad del volcán chileno Calbuco y ante la posibilidad de una nueva erupción, mientras la lluvia de cenizas afectó clases, vuelos y tránsito en caminos de la región, donde trabaja un comité de emergencia.

El Servicio Nacional de Geología y Minas de Chile (Sernageomín) decretó "alerta roja" a raíz de las dos erupciones violentas y sorpresivas que tuvo el macizo después de 43 años de inactividad y advirtió que se teme un tercer proceso eruptivo.

"Se han contabilizado 140 eventos en un período de 2 horas, aunque todavía sigue el enjambre sísmico. Lo más llamativo es que desde agosto de 1972 que no se registraba emisión de ceniza en el Calbuco", dijo Rodrigo Alvarez Seguel, responsable del ente chileno que monitorea la actividad sísmica.

En tanto, la presidenta Cristina Kirchner llamó anoche al gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, para "interiorizarse" sobre la situación en la Provincia, a raíz de la erupción del volcán, mientras cumplía una visita oficial a Rusia.

"Nuestra Presidenta se comunicó telefónicamente para interiorizarse de la situación en #RN (Río Negro)", publicó Weretilneck en su cuenta oficial de Twitter, y dijo haber informado a la primera mandataria sobre "el cuadro de situación" y "los alcances de la ceniza a distintas regiones de la provincia".

En tanto, los ministros Cecilia Rodríguez, de Seguridad, y Daniel Gollan, de Salud, llegaron anoche a Bariloche para colaborar con el comité de emergencia que Weretilneck montó en la ciudad, una de las más afectadas.

Asimismo, Weretilneck indicó que la cenizas volcánicas "ya se trasladaron" hacia la provincia de Neuquén, producto de la dirección del viento, y dijo esperar tener una situación "mucho mejor" en las próximas 24 horas, dependiendo de que "el volcán no erupcione nuevamente".

En sintonía, precisó que "no hay ningún tipo de toxicidad en los residuos que el volcán lanzó sobre el agua", por lo que aseguró que está "absolutamente garantizado el abastecimiento de agua".

No obstante, producto de este fenómeno natural peligraban las elecciones generales de la provincia de Neuquén, previstas para el próximo domingo, cuya decisión final se tomará hoy en las primeras horas del día. Por su parte, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, señaló que el segundo evento del volcán "está activo" pero "con poca energía, a tal punto que dos líneas aéreas han resuelto reanudar los viajes", cuyo destino u origen sea la zona sur de Chile.

En tanto, la Dirección Nacional de Vialidad informó que debido a "la escasa o nula visibilidad" de conducción, por presencia de ceniza volcánica, se encuentran intransitables el Paso Internacional Cardenal Samoré, que une Chile con Argentina por la Ruta Nacional 231; la Ruta Nacional 40, en el tramo de los Siete Lagos, y la Ruta Nacional 237, entre Piedra del Aguila y Bariloche.

Además, Vialidad recomendó "no circular" por las rutas nacionales 22 (tramo Neuquén-Zapala); 40 (San Martín de los Andes-La Rinconada-Zapala) y (Villa La Angostura-Bariloche); 237 (Arroyito-Empalme con ruta nacional 40.

El Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas Buenos Aires informó esta noche que la dispersión de ceniza llegó a las provincias de Río Negro, Neuquén y Chubut, y advirtió que en las próximas 24 horas puede extenderse a La Pampa y Mendoza.

La nube de cenizas dejó ayer a "oscuras" ciudades patagónicas, entre ellas Bariloche, San Martín de los Andes y Villa la Angostura, donde la lluvia de partículas volcánicas provocó dificultad para respirar e irritación en los ojos a los vecinos de la zona.

En tanto, la lluvia de cenizas volcánicas obligó a las autoridades a suspender las clases y montar un operativo especial de seguridad y de asistencia sanitaria en las ciudades afectadas.

Por su parte, la intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini, solicitó también el cierre de los bancos y pidió racionalizar el agua, los comestibles, la nafta y la electricidad, además de reclamar a los comerciantes que no haya aumentos desmedidos de precios.