Sigue la corrupción en Petrobras: las acciones se derrumban casi 7%

Los títulos de la mayor empresa brasileña, que admitió un rojo de más de u$s2.000 millones por desvío de fondos, se intercambiaban en torno a los 12,22 reales en el mercado local.
Viernes 24 de abril de 2015
Las acciones de la petrolera estatal brasileña Petrobras abrieron este jueves con una caída de 6,8%, luego de haber publicado en la noche previa una pérdida de más de 2.000 millones de dólares por un monumental desvío de fondos.

Los títulos de la mayor empresa brasileña se intercambiaban en torno a los 12,22 reales en el mercado local, en una jornada donde los mercados globales operaban con debilidad. Mientras que en Estados Unidos también retrocedían.

"Hay mucha cautela, la postura conservadora de Petrobras sobre su balance fue interesante, pero es un día de baja en las bolsas externas, Europa cae fuerte y Estados Unidos también cotiza en baja. Las acciones de Petrobras subieron fuerte en abril, y puede darse un momento para tomar ganancias", dijo André Perfeito, economista jefe de Gradual Investimentos.

"Tal vez no sea el mejor día para evaluar si gustó o no gustó el balance. Ahora lo que el mercado quiere ver es el futuro. ¨Cómo la empresa va a conseguir estabilizarse?", añadió.

Durante el anuncio de sus demorados resultados del 2014, que contaron con la auditoría de PricewaterhouseCoopers (PwC), Petrobras dijo que había registrado pérdidas por 7.174 millones de dólares en relación al 2013, su primer balance en rojo desde 1991.

Los resultados incluyeron el impacto de la red de corrupción, sobreprecios y sobornos que se montó dentro de la compañía entre 2004 y 2012. El balance fue catalogado como "conservador" por el presidente de Petrobras, Aldemir Bendine, que alertó que las cifras podrían ser revisadas a la baja si surgen indicios de más robos en las investigaciones en curso.

Petrobras comunicó también una desvalorización de activos (impairment) por 14.813 millones de dólares, entre otras cosas por la postergación de proyectos de refinería y la caída del precio internacional del petróleo.

La compañía con sede en Río de Janeiro aplazó dos veces la publicación de sus resultados financieros del tercer trimestre de 2014, prevista inicialmente para noviembre, porque PwC se negó a firmar el balance debido al megaescándalo de corrupción.

Las acciones se derrumbaron en esos meses a unos ocho reales, pero en las últimas semanas han recuperado casi 60% de su valor, a más de 13 reales, anticipando la publicación de los resultados de 2014.

La Justicia investiga una confabulación en la petrolera, que otorgaba contratos con sobreprecios a un cartel de empresas. Los sobreprecios eran sobornos o "donaciones" destinadas a financiar a partidos políticos, sobre todo al gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y a varios de sus aliados en la coalición, según las declaraciones realizadas a la Justicia por involucrados en la causa.