Allanan la casa del taxista acusado de violar a Manuela

El allanamiento fue dispuesto por la Justicia luego que se encontrar un preservativo usado en la puerta de su vivienda. Lo buscan por la violación de una joven de 20 años.
Viernes 24 de abril de 2015

Un preservativo usado y un ticket de viajes fueron encontrados hoy en la vereda de la casa
del taxista que está prófugo y sospechado de violar a una joven en el barrio porteño de Chacarita.

Tras el hallazgo, la fiscalía a cargo de la causa ordenó allanar durante la tarde de este viernes la vivienda del taxista ubicada en la calle Manuel Obarrio, de Sarandí, partido de Avellaneda y efectivos de la Policía Científica realizaron las pericias correspondientes.

El área de la vereda donde se encontraron el preservativo y el ticket fue preservada, de manera improvisada, por efectivos policiales con dos ramas de un árbol y una cinta perimetral.

Además del preservativo que aparenta estar usado, apareció un ticket con fecha 20 de abril y horario 1:23, donde se indica que la recaudación de ese día supera los 700 pesos.

Los operativos fueron realizados luego de que la mujer del prófugo, de 44 años y de nacionalidad boliviana, denunciara a su esposo en la comisaría de Sarandí y contara que él habría sido quien violó a la joven en el barrio porteño de Chacarita.

El auto del taxista, un Chevrolet Spin, patente NMZ 611, que apareció abandonado en la intersección de Chile y Saavedra, en el barrio porteño de Balvanera, fue secuestrado este jueves, muy cerca de la casa del padre del sospechoso.

La Justicia ordenó realizarle pericias al vehículo para determinar si efectivamente es el auto en el que ocurrió la violación.

Los elementos encontrados este viernes por la mañana fueron preservados y puestos a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción N°3 de Avellaneda que intervino con la declaración que
la mujer del sospechoso y se contactó con el fiscal de capital que investiga el ataque sexual, Eduardo Cubría.

El hecho ocurrió el pasado domingo por la madrugada cuando la joven salió de un bar de la zona de Colegiales, sin dinero porque sus cosas se las había llevado una amiga.

En la parada de colectivos, un taxista que la vio llorando, la convenció de subir al auto y le dijo que "no era hora para que una chica esté sola".

La joven se quedó dormida en el taxi y cuando despertó se encontró sin ropa interior y con que el chofer estaba arriba de ella.