Picada de Haedo: murió otro joven que había sido atropellado

Se trata del primo de Lautaro, el adolescente de 16 años que perdió la vida al ser embestido por un vehículo que pasaba en alta velocidad el pasado 5 de abril. Estaba internado en terapia intensiva.
Lunes 27 de abril de 2015
El domingo 5 de abril un vehículo marca Nissan, color champagne, circulaba a alta velocidad cuando su conductor, que al momento del accidente estaría corriendo una carrera ilegal, perdió el control y atropelló a seis muchachos que caminaban sobre la vereda.

A raíz del feroz impacto, uno de los adolescentes murió casi en el acto, mientras que el resto resultó heridos. En un primero momento, tres habían quedado internados en terapia intensiva, luego dos recibieron el alta y finalmente este lunes perdió la vida el tercer joven, que tenía más complicada su salud.

En base a lo que pudieron establecer efectivos policiales, el Nissan Tiida corría la "picada" junto a un Volkswagen Bora que huyó del lugar, agregaron las fuentes, pero el conductor del Nissan, de 19 años, negó en todo momento que estuviera participando de una picada.

Diego Cuevas circulaba a 150 kilómetros por hora. Para el fiscal, venía corriendo picadas y tuvo desprecio por la vida. Tuvo que representarse el daño que podía causar manejando así, de forma temeraria, y siguió adelante con la acción criminal.

El acompañante admitió que previo al accidente, en un boliche, bebieron champagne. La primera víctima, Lautaro, iba a bailar por primera vez cuando fue embestido por Cuevas.

El accidente ocurrió alrededor de las 7, en el cruce de avenida Rivadavia y Maipú, en la localidad de Haedo, distrito del partido de Morón, en la zona oeste del Gran Buenos Aires.