Timerman renunció como socio de AMIA: “Impiden avanzar en la investigación del atentado”

El canciller renunció por considerar que sus dirigentes "obstruyen" el avance de las investigaciones del ataque que costó la vida a 85 personas, al oponerse al acuerdo de cooperación con Irán.
Martes 28 de abril de 2015
El canciller Héctor Timerman renunció de manera "indeclinable" como socio de la AMIA, por considerar que sus dirigentes "obstruyen" el avance de las investigaciones del ataque que costó la vida a 85 personas, al oponerse al acuerdo de cooperación con Irán.

Timerman, en un comunicado difundido a los medios, con fecha de ayer, expresó su "renuncia indeclinable como socio de la AMIA y, al no pertenecer a vuestra organización, retirarle a la DAIA el derecho a hablar en mi nombre".

Según planteó, "ambas instituciones, con su accionar obstruccionista, continúan impidiendo el avance en la investigación del criminal atentado terrorista ocurrido el 18 de julio de 1994" e incluso "alimentan, tal vez sin desearlo, campañas de quienes desean usar dicha tragedia para fines contrarios a los nacionales".

El ministro denunció que la "intención" es "mantener la denuncia contra los sospechosos y al mismo tiempo boicotear toda posibilidad de iniciar el juicio, comenzando por obstaculizar los instrumentos de cooperación judicial alcanzados con Irán. En síntesis, culpables sí, juicio no".

En una extensa carta, el canciller afirmó que el fallecido fiscal Alberto Nisman "lideró junto a los dirigentes comunitarios la intensa campaña contra el instrumento legal (el acuerdo con Irán) que superaba los impedimentos constitucionales que frenaban el avanzar con el juicio".

Finalmente, Timerman planteó que "no alcanza con organizar actos una vez por año, no alcanza con reclamar justicia" y criticó que en esos encuentros haya "oradores sinvergüenzas que se arrogan el derecho de definir traidores y leales".

"Renuncio a una organización de la cual supimos estar orgullosos y hoy nos avergüenza", finalizó el ministro.