¿Qué es de la vida de la nena de Vietnam?

Se llama Phan Thị Kim Phúc. Hoy, su nombre vuelve a cobrar fuerza cuando se cumplen 40 años de aquella guerra.
Jueves 30 de abril de 2015
El mundo conoció a Phan Thị Kim Phúc tras aparecer en una famosa fotografía de la guerra de Vietnam. La tomó Nick Ut y fue galardonada con el premio Pulitzer. Pero, ¿qué fue de la vida de la nena que aparecía corriendo desnuda y huyendo del horro?

Hoy, es una activista vietnamita-canadiense. En 1997, fundó la Fundación Kim Phuc, que tiene como misión ayudar a los niños víctimas de la guerra. Ese mismo año fue nombrada embajadora de la Buena Voluntad de la UNESCO. Kim aun tiene contacto frecuente con el fotógrafo, con quien comparte una amistad.

SU HISTORIA

El 8 de junio de 1972, durante la guerra de Vietnam, un avión estadounidense lanzó una bomba de napalm en la zona de la población de Trang Bang. Allí se encontraba Kim Phuc con su familia. La niña de apenas nueve años, fue gravemente quemada, y corrió fuera de la población quitándose los restos de su ropa en llamas. En ese momento, el fotógrafo Nick Ut tomó la fotografía y enseguida, llevó a la niña al hospital y ella permaneció allí durante 14 meses, y sería sometida posteriormente a 17 operaciones de injertos de piel.

Kim describió su experiencia de la siguiente forma: "El napalm es el dolor más terrible que se pueda imaginar... el agua hierve a 100 grados Celsius, el napalm genera temperaturas de 800 a 1.200 grados centígrados”.

Cuando regresó a casa, Kim esperaba ser "una niña normal" y estudiar la carrera de medicina, pero el gobierno vietnamita la obligó a dejar la escuela por considerarla "un símbolo nacional de la guerra".

La influencia de la fotografía tomada por Nick fue tal, que algunos historiadores consideran que la imagen ayudo a frenar la guerra en dicho lugar pese a que, cuando fue tomada, la retirada de tropas estadounidenses estaba ya muy avanzada.

Kim fue entrevistada en todo el mundo. Sin embargo, según sus palabras, “tan solo quería escapar de esa foto... quería olvidar que eso había pasado, pero ellos querían que todos lo recordaran”.

La mujer fue criada en la religión politeista Cao Dài y trató de practicarla buscando paz interior, sin éxito. A los 19 años, pasaba mucho tiempo en la biblioteca leyendo libros religiosos hasta que encontró una Biblia, la cual "no pudo dejar de leer".

Fue ese año, en 1982 cuando se refugió en Jesucristo y en el evangelio, pidió ayuda a Dios, pidió perdón por sus pecados y oró por sus enemigos de aquel entonces.

En 1986, Phuc obtuvo la licencia para viajar a estudiar a la Universidad de la Habana donde comenzó sus estudios en las lenguas del inglés y el español. Allí conoció a un compañero vietnamita, Bui Huy Toan, con quien más tarde se casó y tuvo a dos hijos.

Al planear su luna de miel a Moscú, en 1992, cuando el avión hizo escala en Ontario, Canadá, la pareja decidió quedarse allí inesperadamente, tan sólo "confiando en Dios" y solicitó asilo político el cuál le fue concedido. Phuc obtuvo la ciudadanía canadiense y se hizo miembro de la iglesia Faith Way Baptist Church.

Después de haber evitado hablar públicamente sobre el incidente en Vietnam, en 1996 fue invitada a participar en una ceremonia del Día de los Veteranos en Estados Unidos, y ella asistió expresando su perdón a los soldados que habían participado en la guerra. Fue el momento que tanto esperaba: se reencontró con uno de los implicados, a quien abiertamente perdonó y hasta lloraron juntos. Un verdadero símbolo de paz.