Se descompensó en un crucero y quedó internada en Jamaica: piden ayuda para traela al país

Ana María Arroyos fue obligada a dejar el barco por orden del capitán del Norwegian Cruise en Jamaica ya que no podían darle asistencia a bordo. Su hija, de 22 años, está con ella. No tienen plata para costear los gastos.
Viernes 1 de mayo de 2015
Una turista argentina, que sufrió una descompensación en un crucero, fue obligada a la fuerza a bajar de nave y se encuentra internada en coma farmacológica en un hospital de Jamaica. Su hija, de 22 años, se encuentra con ella y pide ayuda económica para traer a su madre al país.

Ana estaba de vacaciones en un crucero de Norwegian Cruise con su hija menor Celeste. El día 12 de abril presentó fuertes dolores de abdomen, por lo que consultó al médico que se encontraba en el crucero que ella estaba abordando.

"El informe del doctor dictaminó que padecía una gastroenteritis aguda, por lo que fue medicada con ese diagnóstico. Pero como los dolores continuaron, el Capitán del crucero decidió que Ana María debía descender del mismo en Jamaica para una atención mayor ya que no estaba a su alcance lo necesario dentro de la nave", explicó su hermano Omar.

Su hija Celeste de 22 años y sobrina de Omar, se opuso a descenso en el país jamaiquino, por lo que fue obligada a descender a la fuerza y esposada. El Capitán decidió continuar viaje sin las pasajeras argentinas.

"Mi hermana necesita volver. Está en terapaia intensiva y sólo puede volver en un avión sanitario. Ese avión lo necesitamos hace 15 días. Por eso apelo a las autoridades argentinas para que lo envíen", suplicó Omar por televisión.

La internación en Jamaica, se transformo en inafrontable para la familia. Están gastando aproximadamente 4000 dólares por día y llevan cerca de 70.000 dólares gastados. De estos 70000 dólares, el seguro sòlo cubrió 20.000, por lo que los 50.000 restantes son los que la familia debe cubrir.