¿Qué es el Síndrome de Couvade?

Lunes 4 de mayo de 2015
El Síndrome de Couvade o lo que es lo mismo, embarazo en hombres, afecta a algunos padres cuya mujer está embarazada y esperan su bebé. El síndrome se manifiesta en el hombre con la aparición de los síntomas del embarazo propios de la mujer.

Este síndrome aparece del 10% al 65% de los esposos “gestantes” y se estima que 1 de cada 4 hombres consulta al médico por estos síntomas. Estos síntomas empiezan en el tercer mes de gestación o en la fecha cercana al parto, y simulan los síntomas habituales de la mujer embarazada. Los síntomas que pueden aparecer son los siguientes: Cambios de humor, náuseas, vómitos, antojos, aumento de peso, cansancio, dolores abdominales similares a las contracciones uterinas, entre otros.

Algunos padres primerizos, durante la gestación del bebé en el vientre de la madre, sienten ellos mismos que están embarazados. Esta paternidad llevada al extremo se conoce como síndrome de Couvade.

Las causas de este “embarazo de hombres” puede ser por varios motivos. Las mujeres eliminarían señales químicas que podrían ser detectadas en forma imperceptible por el hombre que generaría en él una actitud protectora hacia su pareja y a la vez provocaría todos estos síntomas en su cuerpo para que de alguna forma acompañe a su mujer durante todo este período.

Otras investigaciones se basan en estudios hormonales que se llevaron a cabo en varios hombres como puede ser el aumento de la prolactina y el cortisol. El aumento de estas hormonas generarían dichos síntomas. Incluso pueden surgir sentimientos de celos, miedos a la llegada de un hijo, estrés por la responsabilidad de tener que convivir con una mujer que presenta cambios de carácter e incluso aversión por las relaciones sexuales durante el embarazo.

Si no se encuentran los motivos del síndrome de Couvade, es muy buena idea hablar al respecto con tu pareja acerca de los sentimientos y miedos que te trae el embarazo. Esto puede disminuir algunos de los síntomas. Es habitual que los padres que sufren el síndrome de Couvade, cuando el niño nace, se vuelcan especialmente en el cuidado del bebé. (Nosotras.com)