McDonald's recorta u$s 300 millones al separarse en partes

La empresa dio a conocer que su negocio estará separado en cuatro segmentos, uno de ellos enfocado en Estados Unidos y los otros tres en diferentes mercados según su nivel de expansión comercial.
Martes 5 de mayo de 2015
La cadena de comida rápida McDonald's anunció este lunes una reestructuración de la compañía, que quedará dividida en cuatro segmentos, como parte de un plan que busca darle un giro radical a sus operaciones.

La firma anunció el pasado 22 de abril que daría a conocer un nuevo plan para hacer frente a la caída de sus ventas. En el primer trimestre de este año, la compañía tuvo una caída del 33% en sus beneficios respecto al mismo período del año pasado.

En un comunicado, la empresa dio a conocer que su negocio estará separado en cuatro segmentos, uno de ellos enfocado en Estados Unidos y los otros tres en diferentes mercados según su nivel de expansión comercial.

A fin de agilizar sus operaciones, McDonald's está reestructurando sus unidades en cuatro grupos: Estados Unidos, su mercado principal; mercados internacionales líderes como Australia y Gran Bretaña; mercados de gran crecimiento como China y Rusia; y resto del mundo.

“Hoy estamos anunciando los pasos iniciales para restablecer y darle la vuelta a nuestro negocio ” , afirmó Steve Easterbrook, presidente de la compañía, con sede en Oak Brook, estado de Illinois.

En un video de 23 minutos que colgó en el internet este lunes, Easterbrook dijo que la estructura de la compañía es excesivamente "engorrosa" y ya no puede darse el lujo de conservar la "estructura heredada".

"La realidad es que nuestro desempeño reciente ha sido pobre. Las cifras no mienten", dijo Easterbrook, quien asumió al frente de la cadena de hamburgueserías más grande del mundo el 1. ° de marzo.

También dijo que la nueva estructura organizativa estará acompañada de una reducción de su burocracia, una disciplina fiscal mayor y la rendición de cuentas de sus directivos.

Entre los planes anunciados figura la intención de aumentar desde el 81% al 90% la proporción de sus franquicias en todo el mundo, así como un ahorro de unos $300 millones en gastos.

Los anuncios no fueron recibidos en Wall Street. Un ahora después de la apertura de la sesión, los títulos de la firma, incluidos en el Dow Jones de Industriales, perdían un 0,71%.