Hoy vuelven a reducir la atención al público en bancos

Tal como ocurriera este miércoles, las entidades atenderán sólo hasta las 13. Anuncian una medida de fuerza para el 12 de mayo en la que no trabajarán toda la jornada.
Miércoles 6 de mayo de 2015
Trabajadores bancarios realizaron hoy asambleas de dos horas que continuarán este jueves en reclamo de aumentos salariales y desafiaron al gobierno al advertir que no acatarán una eventual conciliación obligatoria ante el paro lanzado para el 12 de mayo próximo.

El secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, ratificó que el próximo martes el gremio realizará un paro nacional tras la demora en encarar las paritarias.

El sindicalista advirtió que en caso de que el Ministerio de Trabajo dicte conciliación obligatoria, "seguramente no lo acataremos".

La cartera convocó para el próximo lunes a una nueva ronda de negociaciones, un día antes de la huelga nacional de trabajadores del sistema financiero.

Los bancarios reclaman un aumento salarial del 33%, por encima del límite del 25% que quiere imponer el gobierno, más una compensación por los descuentos de Ganancias.

El convenio bancario está vencido desde diciembre y para el primer trimestre había acordado el pago de una suma fija a cuenta de las paritarias que tras varias reuniones no consiguió un acuerdo salarial.

Los bancarios realizaron hoy asambleas en los lugares de trabajo provocando numerosos inconvenientes en la atención al público, durante la duración de la protesta. En algunas entidades el personal jerárquico atendió a clientes para descomprimir la afluencia de público y en los cajeros automáticos se vieron largas colas para realizar extracciones y depósitos.

El vocero de la Asociación Bancaria, Eduardo Berrozpe, dijo que el gremio lleva "125 días de iniciadas las paritarias y no tenemos una sola propuesta seria de la patronal para culminar la negociación. No hacen una oferta concreta, salvo mantener un anticipo que es insuficiente".

Berrozpe criticó la "intención del gobierno de ponerle límites a los aumentos salariales de este año, para bajar las expectativas de inflación y desacelerar los precios".

"Las presiones para poner un techo existen y nosotros las hemos sufrido. En enero planteamos el número que queremos y la posición de la Asociación Bancaria es clara: recuperar el poder adquisitivo del salario", sostuvo en declaraciones radiales.