Puntazo de Racing, jugando mal, frente a Wanderers

Un gol de Brian Fernández a cuatro minutos del final le dio el empate a Racing frente a Wanderers 1-1 en Montevideo y le alivió el trabajo para la revancha de la semana próxima en Avellaneda, en la que intentará cerrar a su favor la llave de octavos de la Copa Libertadores.
Jueves 7 de mayo de 2015

Ambos equipos ofrecieron poco y nada en el primer tiempo, pero en el segundo, sobre todo desde los 9 minutos cuando Matías Santos marcó el gol del local, el conjunto uruguayo le creó problemas a un Racing que volvió a caer en la opacidad y la impotencia, en este sube y baja en que se ha convertido su tránsito en esta Copa.

Wanderers, el equipo que aparecía más flojo de acuerdo a su paso por la fase de grupos, evidenció sus limitaciones en el primer tiempo, y ni bien comenzó parecía que Racing quebraría en cualquier momento su resistencia.

Pero por el contrario, Racing fue de mayor a menor en la etapa inicial y sufrió sobre el final cuando Nicolás Sánchez falló en el despeje, la pelota le quedó a Santiago Bellini, Alvarado no pudo frenarlo y el remate franco del delantero oriental fue contenido abajo por Sebastián Saja.

Recién allí respondió Racing con un remate de Marcos Acuña, tras recibir un pase de taco de Bou mientras arrastraba la marca, pero el arquero Burián reaccionó a la perfección.

En el segundo, Diego Riolfo se convirtió en un problema para Racing y figura de Wanderers, conjugando juego con Albarracín y con Bellini metiéndose en el área para arrear a los zagueros hacia un mismo punto.

A los 9 Pillud se equivocó en la salida perdiendo la pelota ante Rivas, Gastón Rodríguez mandó el pase al centro del área, Bellini tocó hacia atrás y Santos, que venía perfilado, remató desde la puerta del área y convirtió abajo a la derecha de Saja.

Racing en ningún momento tuvo lucidez para armar juego y Wanderers, con sus limitaciones, pero con la batuta de Riolfo, lo complicó pese a que no hubo mayores acciones incisivas del local.

Acuña, que había amagado con buena movilidad en el primer tiempo, fue bajando sus apariciones, Milito en ningún momento estuvo en el nivel que acostumbra y Bou estuvo solo. Oscar Romero suele desaparecer y aportar poco en la contención, por ello fue el primero en salir en Racing, reemplazado por Nagüel.

Tras un partido que se iba con más acciones ríspidas que buen juego, al punto que hubo seis amonestados de Wanderers y cinco de Racing, llegó el empate agónico, cuando Bou buscó una y otra vez en la derecha buscar el espacio para mandar el centro, lo hizo de zurda y el cabezazo fuerte de Fernández metió la pelota en el fondo del arco tras acariciar el travesaño.

De la necesidad de ganar que le quedaba a Racing con la derrota, el gol del ex Defensa y Justicia llevará al conjunto albiceleste a clasificar aún con una igualdad sin goles, mucho premio tras haber hecho tan poco.