“Ana abrió los ojos pero llora porque no puede hablar”

Así lo aseguró Guillermo, el marido de la turista que se enfermó en un crucero y estuvo internada en Jamaica al borde de la muerte. “En Jamaica lo único que querían era dinero. Casi la matan", contó.
Lunes 11 de mayo de 2015
“Ana María abrió los ojos pero llora porque no puede hablar”, dijo Guillermo, el marido de la turista que se enfermó en un crucero y estuvo internada en Jamaica al borde de la muerte.

Internada en el Sanatorio Finochietto, su estado de salud evoluciona favorablemente pero los médicos son “cautos”.

“Su situación es crítica. Los médicos fueron cautos. 'Es una bomba de tiempo', nos dijeron. Sabemos lo delicado que es el estado de salud de ella”, contó a Canal 26 su marido.

El hombre dijo que Ana abrió sus ojos por primera vez y que no entendía qué le estaba pasando: “El mayor problema es que se despertó y se encontró que tenía tubos por todos lados, que tiene una traqueotomía y nos pregunta qué pasa”.

Fue por eso que pidieron ayuda a los médicos para enfrentar esa situación: “Nos dirigimos a los médicos para que nos asesoren qué decirle para que no haga un retroceso en el cuadro. Le dijimos que la operaron allá y que la volvieron a operar en Buenos Aires pero ella dice se acuerda de nada”.

Consultado sobre la atención que recibió en Jamaica, el hombre recordó: “En Jamaica veía que se moría. Los médicos no pudieron controlar la infección. Cuando Ana llegó al país, los médicos decidieron argentinos operarla de emergencia porque el cuadro era grave”.

“En Jamaica lo único que querían era dinero. A pesar de que casi pagamos todo, casi la matan. Lo que hicieron con Ana María fue una carnicería”, concluyó.