Tinelli: un regreso Gump para arriba de su ShowMatch

Todos los ojos estaban puestos en Marcelo. Brindó una costosa apertura con muchos famosos. Unió a los tres candidatos presidenciales y cerró entre risas y lágrimas. Inició en 29,3 y tuvo pico de 36 puntos.
Martes 12 de mayo de 2015
Con los nervios de siempre y las sensaciones previas, Marcelo Tinelli salió una vez más a escena en su temporada 25. Las sensaciones previas, el Cabezón palpitó su regreso en las redes sociales. "Qué orgullo me da hacer este programa", dijo desde Twitter.

El camino hacia Ideas del Sur era difícil de transitar. Calles cortadas y unas 800 personas esperando el ansiado momento para ser parte del show.

Desde las 22:37, ShowMatch está en el aire... Las Mil y Una Noches da el pie inicial. Hasta Onur y Sherezade hablan de Tinelli y su regreso a la televisión.

Segundo después, en Cadena Nacional, Cristina da las estadísticas de este nuevo Bailando: “Es una década ganada, una década soñada y una década bailada”.

Luego, Onur le pide a Sherezade que concrete después de haber esperado Las Mil y Una Noches. Mientras Ali Kemal le promete a su padre ser “el campeón” del certamen.

Y otra vez la cadena. Y otra vez el culebrón turco. “Vayamos a la camita, hacemos cucharita pero vemos el programa”, le dice ella. El galán acepta con un “venga” al estilo Solita.



BAILANDO LA APERTURA

Lo que sigue, es la tan esperada apertura con 800 bailarines en escena. Jóvenes vestidos de impecable celeste improvisan una coreo y dan la bienvenida a Lali Espósito, que emula el show del vestido-pantalla mágico que dio Jennifer Lopez en el American Idol. Belleza, baile y sensualidad para la protagonista de Esperanza Mía, el fenómeno teen actual.





Más baile con efectos visuales de fondo. Como muchas coreografías en una, dentro de un cuadrilátero, sobre patinetas, colgados de los caños y barandas, como en un show de Madonna. Y de pronto, una diosa al rojo vivo... entonando un excelente gospel: es Melina Lezcano, de Agapornis.

Piquín hace de las suyas junto a Figaredo y Noelia mientras Flor Otero, Germán Tripel, Melania Lenoir, Natalia Cuciuffo y Matias Mayer entonan diversas melodías. Hasta que las monjas salen a escena con amor y esperanza. Más música de cabaret, algo de electro flamenco, ballet y rap con efectos estilo Matrix.

Un tango stravagante, de la mano de Flavio Mendoza. Un piso con iluminación móvil, saltos acrobáticos y la voluptuosidad de Adabel Guerrero, la presencia de Noelia Pompa y Facundo Mazzei. Flavio cierra el cuadro con su espectacularidad.

Música en vivo mientras del aire bajan bailarines colgados de planetas, vistos desde plena calle Olleros, donde se improvisa el baile flashmob de la mano de Peter Alfonso y Paula Cháves. Será la antesala a la gran salida de Marcelo en la pista donde se realizará el Bailando.



23:11 se oye el tan esperado “Buenas noches, América”. Impecablemente lookeado, un conductor cada vez más joven agradece a Lali Espósito y Benjamín Amadeo (creador de la canción de apertura del programa), Mendoza, Piquín, y cada uno de los protagonistas de la apertura.

Como no podía ser de otra manera, hay lugar especial para Adrián Suar donde se habla de fútbol y programación. Marcelo acepta no ir el jueves, en medio del tercer Episodio del Superclásico.

LA APERTURA II

Algo de lo más esperado de la noche era la versión de Tinelli de Forrest Gump. En la piel de Tom Hanks, a las 23:34, El Cabezón de las Ideas tomó su pluma, su valija y empezó a vivir el sueño.

“Hola, mi nombre es Marcelo Hugo”, le dice a la enfermera Juanita Viale. “Tengo un amigo que me pidió que baile, me llama 30 veces por día y hasta armó un grupo de Whatsapp con todos los integrantes”, contesta la nieta de Mirtha.


Forrest Match se toma el tiempo para contar que su sueño es el fútbol, mientras Maradona aparece en imágenes y Maravilla Martínez aparece a su lado. Recuerda su encuentro con Perón, acompañado del Tirri. Escucha a Graciela Borges, antes de recordar su encuentro con Obama. Repetto será parte de una disputa del corchito y Marce revivirá su charla con Lennon.

Después, el incio de una corrida histórica donde empieza a tener seguidores. Se cruza con Gonzalito y le da la idea para crear Caiga quien Caiga, escucha a Caruzo Lombardi y a varios jóvenes les brinda la idea para crear Facebook, Twitter y Whatsapp; y en su sueño de crear un programa deportivo aparece el Teto Medina.

La emoción, la vivirá con su hija Juanita, entre piropos familiares: “Corré, Marcelo, Corré”. Y marcha camino a hacer su programa... FIN.

LA POLÍTICA

Como no podía ser de otra manera, y tal lo anunciado en estos días, Tinelli recibió a los tres grandes candidatos presidenciales. El primero: Daniel Scioli. Acompañado de su mujer, Karina Rabolini. Charla descontracturada, entre chistes zafados. Luego, la actualidad del país desde su visión y su candidatura. Termina con el tango de la ex modelo junto al otro “Daniel” (Freddy Villarreal).

El segundo: Mauricio Macri. Acompañado de su bella esposa, Juliana Awada. Un poco de anégdotas, su visión de la política y su idea proyectada. El otro “Mauricio” (Martín Bossi) lo hace bailar como si hubiera ganado elecciones. A un costado, Larreta sonríe las ocurrencias del humorista.

El tercero: Sergio Massa. Junto a su mujer, Malena Galmarini. La vida íntima de la pareja, los proyectos como candidato. Después, el otro “Sergio” (Roberto Peña) presentó a los drones de seguridad.

EL RATING: LOS NÚMEROS

-Inicio de ShowMatch inició con 29,3 puntos de rating.
-Apertura bailada: 31,8 puntos.
-Piquín-Figaredo-Pompa marcan 31,9.
-Lali Espósito marca 32,3.
-Pedro y Paula logran 33,5.
-Marcelo aparece en escena: 33,8 puntos.
-Tinelli y Suar, juntos: 35 puntos.
-Apertura Forrest Gump: 35,3
-Tinelli y Juanita Viale: 33,5
-Marcelo y Gra Borges: 36 puntos.
-Con Scioli y Rabolini: 34,5 a 31.
-Con Macri y Awada: 30,2 a 29.
-Con Massa y Galmarini: 28,3 a 26,7.

EL FINAL

Se mezcló la risa con la lágrima. Por un lado, Bossi divirtió con su versión de Romeo Santos y su Propuesta Indecente. Por otro, el recuerdo de los que ya no están: Gerardo Sofovich, un pionero de la televisión, y un productor de piso. A punto de lágrima, Marcelo pronunció el “chau, chau”, que se repetirá a lo largo de los programas. ¿El baile? Quedó para el día después.



Por Claudia Seta
@setaclaudia