Lola: pericias psicológicas a madrina y familiares

El marido y el hijastro de quien llevó a la víctima a Barra de Valizas serán analizados por pedido de la la jueza a cargo de la causa que investiga el crimen, Silvia Urioste.
Martes 12 de mayo de 2015

La madrina de Lola Chomnalez, la joven argentina asesinada en Uruguay, su esposo y el hijo fueron sometidos hoy a pericias psicológicas en ese país por disposición de la jueza a cargo de la causa que investiga el crimen, Silvia Urioste.

La magistrada, que ayer ordenó la práctica de una prueba de ADN al adolescente de 14 años, hijo del marido de la madrina, Hernán Tuzinkevic, dispuso citar a otras cinco personas, informaron medios de Uruguay.

Urioste, que ayer también tomó declaración al adolescente, a su padre y a la madrina de la joven, Claudia Fernández, espera los resultados de ADN para las próximas 48 a 72 horas, y las mismas fuentes reportaron que ese estudio no se había podido concretar debido a la negativa de la madre.

Fernández, Tuzinkevic y su hijo llegaron a las 8 al Instituto Técnico Forense, donde se hicieron las pericias y se retiraron a las 12.

El abogado de la familia, Gustavo Bordes, dijo en declaraciones a la prensa uruguaya que la audiencia de ayer fue para "repetir y cotejar algunas cosas que ya se habían hablado".
Bordes sostuvo que "se va a esperar esa muesra y algunas pericias más que quedan" y manifestó que "están en busca de otras cosas".

El abogado afirmó que "desde enero" quedó descartada la posible participación de la familia en el crimen y manifestó que "por eso es que quedaron en libertad en aquel momento y siguen viniendo a declarar en calidad de testigos".

El cuerpo de Chomnalez fue hallado el 30 de diciembre enterrado entre dunas del balneario Barra de Valizas, dos días después de haber sido vista por útima vez, cuando salió a caminar por la playa.
La joven había llegado el 27 de diciembre al balneario uruguayo para pasar unos días con su madrina, el esposo de la mujer y su hijo adolescente.

La autopsia reveló que la menor de edad había sufrido varias heridas cortopunzantes en el cuello, los brazos y el tórax, y que la causa de la muerte había sido asfixia por la obstrucción de las vías respiratorias por la arena.

Días después del hallazgo del cuerpo la policía encontró en la misma zona su mochila, que tenía manchas de sangre, por lo que el ADN fue cotejado con el de los apresados, pero no se registraron coincidencias.

En el marco de la investigación declararon, entre otros, la madrina de Chomnalez, su esposo y los padres de la adolescente.

El médico forense de ese país Guido Berro dijo en febrero que la joven murió tras ser sofocada contra la arena por una persona con poca fuerza, por lo que estimó que pudo haber sido una mujer o un adolescente.