Estudiantes perdió en Bogotá y quedó afuera de la Copa

Con una sorprendente falta de audacia cuando el partido estaba igualado en cero y con escasos recursos para dar vuelta la historia cuando le metieron el primer gol, Estudiantes perdió 2 a 0 frente a Independiente Santa Fe en el estadio El Campín de esta ciudad y se quedó afuera de la Copa Libertadores.
Martes 12 de mayo de 2015

Los tantos del equipo ganador fueron anotados por Francisco Meza, de cabeza a los 33 minutos del primer tiempo, y por Yamilson Rivera, a los 34 del complemento.

Estudiantes había ganado 2 a 1 en el partido de ida disputado en La Plata, pero esta derrota lo terminó privando de avanzar a cuartos de final.

El "Pincha" jugó con excesivos recaudos hasta que le convirtieron por primera vez y después intentó empatar, pero careció de lucidez y no hizo otra cosa que darle espacios a un rival que se sintió cómodo y liquidó el pleito de contra.

En la próxima instancia, Independiente Santa Fe, que es dirigido por el argentino Gustavo Costas, enfrentará al ganador del duelo Inter de Porto Alegre-Atlético Mineiro.

Estudiantes pensó un partido con un solo objetivo: neutralizar a su rival y evitar que le metieran el tanto que lo dejaría sin la clasificación.

Y su plan, hasta pasada la primera media hora de juego, le salió bien a pesar del riesgo que esta idea traía aparejada.

El "Pincha" contó con cinco defensores y tuvo en Israel Damonte a su mejor hombre, sobre todo por la contracción a la hora de marcar y correr.

Independiente estuvo muy controlado y Wilson Morelo, que había causado estragos en el encuentro de ida, no tuvo espacios para utilizar su gambeta en velocidad.

Encima, Anchico no pudo proyectarse por derecha como suele hacer y Omar Pérez, el cerebro de este equipo, fue bien controlado.

Claro que el riesgo de defenderse cerca de Hilario Navarro y hasta prescindir de atacar lo dejaba al borde del abismo.

Y finalmente llegó el mazazo: Roa tiró un centro desde la izquierda y Francisco Meza ganó de cabeza para colocar el 1 a 0.

A partir de allí, se vio lo mejor de Independiente y comenzaron a aparecer algunos futbolistas importantes como Anchico y Morelo y comenzó a crecer la figura de Roa.

Incluso, un tiro desde afuera del área de Seijas terminó yéndose ancho, al tiempo que Estudiantes no pisó siquiera el área del rival.

En el complemento, Estudiantes intentó ir a buscar el partido, pero al no haber realizado ninguna variante se le hacía todo muy cuesta arriba porque no le alcanzó con la presencia de Sánchez Miño, el único futbolista capaz de crear en ofensiva.

Con hombres muy veloces en ataque, Independiente se paró para utilizar el contragolpe y por esa vía pudo haber ampliado el marcador Páez, pero su cabezazo se fue apenas desviado.

Recién al cuarto de hora Gabriel Milito se dio cuenta que su equipo necesitaba un cambio ofensivo y el punta Ezequiel Cerutti ingresó en lugar de Gil.

Sin embargo, el que seguía generando más peligro era Independiente, que pudo haber marcado por un tiro de Morelo que se fue elevado o por un remate de Seijas fue bien tapado por Hilario Navarro.

Sin argumentos para llegar al arco de enfrente con varios toques, en los últimos 20 minutos Milito sacó a Sánchez Miño, el único que había tenido un poco la pelota, para colocar al delantero uruguayo Diego Vera y apostar decididamente por alguna pelota parada.

Pese a aglutinar atacantes, la fórmula no le dio resultado al "Pincha", que siguió mostrando la misma falta de recursos para acercarse al arco de Castellanos, un espectador de lujo durante casi todo el encuentro.

Estudiantes dejó más espacios en defensa y Morelo comenzó a hacer estragos con su gambeta en velocidad y dejó dos veces a Páez y Roa con chances de gol, pero ambos fallaron en la terminación.

Y en una de las tantas réplicas que tuvo, Independiente Santa Fe tuvo su merecido premio: tras una doble pared entre Roa y el recién ingresado Rivera, éste último definió cuando salió Hilario Navarro para asegurar el pase a cuartos de final.

Estudiantes nunca llegó de manera clara, a excepción de dos ocasiones que tuvo en los últimos cinco minutos, pero el travesaño le dijo no a Leonardo Jara y un cabezazo de Carrillo se fue apenas desviado.