Así está "Hobie" de Baywatch

Los escándalos de Jeremy Jackson, “hijo” de Hasselhoff.
Miércoles 13 de mayo de 2015
El actor de 34 años Jeremy Jackson, especialmente conocido por su papel de Hobie Buchannon en 'Los vigilantes de la playa' (un rol que interpretó durante ocho años, entre 1991 y 1999) fue detenido a mediados de abril en Los Angeles tras apuñalar a un hombre en Los Angeles, durante una juerga en una casa que tenía alquilada.

Jackson, en declaraciones a TMZ, confesó que le clavó un cuchillo de caza en el vientre a la víctima en defensa propia, pues esta (que según su descripción llevaba un tatuaje de payaso en la cara) estaba intentando robarle. Fue el segundo intento de robo que Jackson sufrió aquella noche, pues horas antes, en la misma fiesta salvaje, otro tipo le había robado 2.000 dólares tras darle una paliza.

No es el primer lío en el que se ve involucrado la ex estrella infantil en los últimos tiempos. Y es que tras su paso por 'Los vigilantes de la playa', su vida privada ha ido de mal en peor. Su adicción a las drogas le apartó de la serie de David Hasselhoff y le privó de un rol que le arrebató en una prueba de casting al mismísimo Leonardo DiCaprio. Tras seis meses de rehabilitación, confiesa que logró quedar limpio en 2000, lo que no ha evitado que se haya metido en múltiples líos en los últimos tiempos. El más sonado, su expulsión, el pasado mes de enero, de la versión británica del 'Gran Hermano VIP' ('Celebrity Big Brother') a los cuatro días de empezar el concurso, por quitarle la parte de arriba del bikini a su compañera Chloe Goodman, modelo y estrella de realities, mientras esta le estaba ayudando a vomitar en el baño, en una dolorosa mañana de resaca. La policía de Hertfordshire llegó a investigar este supuesto caso de agresión sexual.

En 2008 su ex amante, la actriz porno Sky Lopez, y su mejor amigo sacaron a la luz un video porno del actor que ha dado la vuelta al mundo, vía Internet, varias veces. Según Jackson, unos hombres le amenazaron físicamente si no entregaba la cinta. Y en 2011, colaboró con el grupo de strippers Chippendale en uno de sus espectáculos en Las Vegas.

En una entrevista reciente con Torito en la revista Primera Línea, el actor (que no tiene nada destacable en su curriculum interpretativo desde 'Los vigilantes de la playa' y la citada película porno amateur) afirma haberse acostado con más de 1000 mujeres en su vida, confiesa que le robaba las bragas a Pamela Anderson durante el rodaje de la serie, y admite que también tuvo serios problemas con el juego: "Llegué a perder 5.000 dólares en una única apuesta". Sentar la cabeza tampoco va a ser su solución: se casó con su novia de toda la vida, Loni Willison, en 2012. Dos años después, ya estaban divorciados.