Para la madre de Chiara no fue sólo el novio el asesino

Verónica, la madre de la adolescente a la que mataron brutalmente a golpes y luego enterraron en el patio de la casa de la familia de su pareja, se mostró conmovida en “Vivo al Mediodía”.
Miércoles 13 de mayo de 2015
La madre de la adolescente de 14 años encontrada muerta en el patio de la vivienda de su novio en la localidad santafesina de Rufino dijeron hoy tener certezas de que parientes del presunto asesino participaron del crimen o al menos ayudaron a enterrar el cuerpo.

En tanto, la madre de la adolescente asesinada sostuvo que le llamó la atención la crueldad del crimen de su hija, porque el acusado "parecía un chico buenísimo".

"El nene (por el novio de la hija) me llamó para decirme que a mi hija la había dejado en una esquina. Ahí me enojé porque no la había acompañado hasta la casa. Yo estaba en conocimiento de la relación. No tenían porqué esconderse. Desde un primer momento pensé en algo terrible porque esa zona no era muy transitada, había unas barritas. Chiara era grandota, aparentaba más de su edad. Me dijo con una frialdad terrible que ella quiso irse sola. Supuestamente la salió a buscar con su padre en el patrullero. Después la llamé a la madre. El embarazo no fue el causante. La mamá de él fue la primera que lo supo. Supuestamente estaba todo bien”, sostuvo Verónica en declaraciones a Vivo al Mediodía de Canal 26 con Antonio Fernández y Viviana Valles.

Chiara Páez había sido vista por última vez el domingo a la madrugada cuando iba a la casa de una amiga y fue hallada en los primeros minutos de hoy enterrada en el patio de la vivienda de su novio, quien según fuentes policiales confesó el crimen.

“El nene solo no lo pudo haber hecho nunca. Él hubiera estado golpeado. Mi hija era más grande que él. Era impulsiva. No hubiera sido una chica pacífica a no ser que estuviera atada”, agregó la madre de la víctima.

En la causa por el asesinato de la adolescente de Rufino también están detenidos la madre del adolescente, sus abuelos maternos y la actual pareja de la mujer.

“Estoy tratando de tener todas las fuerzas necesarias para poder hablar, poder seguir. A mi hija no me la van a devolver pero espero que quienes hicieron esa atrocidad paguen. Lo que le han hecho, pobrecita, es terrible”, finalizó.