Sebastián Driussi, internado con cefalitis por tóxico

El delantero de River se encuentra en el Sanatorio Los Arcos ya que sigue con fuertes dolores de cabeza y trastornos gastrointestinales. Mientras que Ponzio, Funes Mori, Kranevitter y Vangioni no pudieron entrenarse junto a sus compañeros.
Sábado 16 de mayo de 2015
El escándalo ocurrido el jueves en la Bombonera dejó secuelas. El atacante de River, Sebastián Driussi debió ser internado este sábado en el Sanatorio Los Arcos porque "el dolor de cabeza por la sustancia tóxica que se tiró en la manga de la cancha de Boca no se le va con nada".

Así lo afirmó un allegado al juvenil, que también integra el seleccionado Sub 20 y fue confirmado tiempo después por este medio.

El viernes, Driussi fue al hospital Ramos Mejía y le dieron analgésicos para ver si podía superar las molestias que tenía. Pero hoy, al ver que el alivio no llegaba, se comunicó con el médico del plantel de River, Pedro Hansing, con quien fue al Sanatorio Los Arcos, acompañado también por Luis Seveso, otro facultativo que trabaja en River.

Al futbolista le hicieron estudios de sangre que salieron bien. Y se esperaba el resultado de una tomografía. El dolor de cabeza no es la única secuela que padece el atacante, ya que también sufre trastornos gastrointestinales.

Ante este cuadro, Driussi estuvo ausente en el entrenamiento que el plantel de River realizó a puertas cerradas en el predio de Ezeiza. Y se supo que tampoco practicaron Leonardo Ponzio, Ramiro Funes Mori, Matías Kranevitter y Leonel Vangioni, quienes en principio habían sido los más afectados por el ataque tóxico que sufrieron los jugadores de River en el partido del jueves pasado.