Oficializan acordada de la reelección de Ricardo Lorenzetti

El máximo tribunal de Justicia ratificó con una nueva acordada la reelección de su Presidente, en la que consideran "indiferente para su validez el lugar de la Ciudad de Buenos Aires en que fue en definitiva firmada".
Lunes 18 de mayo de 2015

La acordada 11/2015 de la Corte Suprema de Justicia, por la que el juez Ricardo Lorenzetti fue designado para seguir al frente del Tribunal desde enero próximo, se formalizó hoy con su publicación en el Boletín Oficial, donde se remarcó que es "indiferente" el lugar en el que se la firmó.

Esa acordada había generado una fuerte polémica entre la Corte y el Gobierno, que arguyó que el juez decano del Tribunal, Carlos Fayt, no había estado presente al momento de celebrarse el acuerdo y la posterior firma.



Ahora, mediante una nueva acordada, la 15/2015, la Corte ratificó lo actuado en la anterior, correspondiente al 21 de abril último, al declarar que "en la designación de autoridades efectuada por la acordada N° 11/15 se ha puesto en ejercicio la atribución reconocida por esta Corte por el decreto ley 1285/58, ratificado por ley 14.467, celebrándose el acuerdo que ella instrumenta con arreglo a las normas establecidas".


La nueva acordada llevó las firmas de los cuatro jueces del Tribunal, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt y Juan Maqueda.

En los considerados, los miembros del Tribunal enfatizaron que "mediante las acordadas 19 del 16 de octubre de 2012 y 11 del 21 de abril de 2015, esta Corte designó a los miembros que actualmente se desempeñan como Presidente y Vicepresidenta, y la continuidad de dichas autoridades a partir del primero de enero de 2016".

Y que "esas designaciones fueron efectuadas con arreglo a la tradición más antigua en el ejercicio de esta atribución y reconocida por ley (ley 13.998, de 1950, art. 21; decreto ley 1285/58, ratificado por ley 14.467, art. 21), y que se ha mantenido inalterada en todas las composiciones de esta Corte hasta la presente fecha".
"Que con particular referencia a la elección de las autoridades que se desempeñarían a partir del 1° de enero de 2016, en el acuerdo ordinario celebrado por el Tribunal el 14 de abril de 2015 los cuatro ministros presentes deliberaron, inicialmente, sobre la necesidad de proceder a llevar a cabo esas designaciones, concordando en una respuesta afirmativa", agregaron.

Esa decisión "se sustentó en una prudente ponderación de razones de diversa naturaleza, concernientes tanto a la seguridad jurídica —con la consecuente previsibilidad— en el Gobierno del Poder Judicial en el marco de sus relaciones institucionales con los otros Poderes de la Nación, con las Autoridades de Provincia y con la Sociedad Civil".

También apuntó a "preservar y profundizar la ingente actuación que la Corte viene llevando a cabo en defensa de la necesaria independencia del Poder Judicial que exige el sistema republicano de gobierno", abundaron los magistrados.

Al defender la acordada 11/2015, los jueces, de manera unánime, dijeron que "ella fue precedida del acuerdo celebrado por todos los miembros del Tribunal, a la par que da cuenta fidedigna de la deliberación llevada a cabo y de los resultados obtenidos".

Consideraron "indiferente para su validez el lugar de la Ciudad de Buenos Aires en que fue en definitiva firmada por los ministros y por la señora ministra, en la medida en que ha sido una práctica inveterada del Tribunal —mantenida hasta su última composición— la irrelevancia de que sus decisiones tomadas con arreglo a las normas establecidas fuesen suscriptas dentro o fuera del Salón de Acuerdos del Tribunal".

En su momento, el jefe del Gabinete, Aníbal Fernández, había dicho que los cuatro jueces eran responsables del delito de "falsedad ideológica", por haber dicho que Fayt estaba presente e hizo propuestas en la acordada, en el marco de una embestida contra el tribunal en general, y contra el juez de 97 años en particular.