El Juez Piombo insiste en que su condena "fue justa"

Ante la falta de convicción para explicar el polémico fallo, el periodista Antonio Fernández Llorente consideró que “fue soberbio, nazi y que deja un mensaje nefasto a la sociedad”. Exclusivo de Canal 26.
Lunes 18 de mayo de 2015
El periodista Antonio Fernández Llorente entrevisto al juez Horacio Piombo, uno de los integrantes de la Cámara de Casación Penal bonaerense que le redujo la pena al violador de un niño de seis años al desestimar el agravante de "ultrajante" que constaba en la condena original“.

En una nota exclusiva que le brindó a Canal 26, el magistrado admitió que "el fallo es discutible", pero "de acuerdo con los antecedentes" el nene "fue nuevamente abusado, pero no ultrajado porque ya había experimentado lo peor".


¿Por qué se falló de esta manera?
Acá nos falta una pata importante, que es otro juicio donde el padre fue condenado por el abuso de su hijo. Que no fue un abuso común sino que cambió la vida de su hijo. Viene el recurso del imputado que dice que no cometió el hecho. Nosotros entendemos que el delito está cometido. El otro tema era considerar si era “gravemente ultrajante”. Para los psicólogos, lo impactante y terrible fue lo que hizo el padre.

Por qué le redujeron la condena
Le quitamos el agravamente y tuvimos que hacer una quita de la condena.

Ustedes dijeron que el primer abuso dejó una secuencia de travestismo....
Dejó varias huellas. Una de ellas es que el chico se manifestaba como travesti. Eso venía del fallo anterior. El padre le impuso eso.

Usted tiene la autoridad de fallar. De usted depende la libertad o la cárcel
No fue un acto de que nos creemos supremos. Tenemos ciertas escalas penales que si nosotras sacamos algo tiene que ser razonable a lo que sacamos.


Ante la falta de convicción para explicar el polémico fallo, Antonio Fernández Llorente consideró que fue el fallo es “soberbio, nazi y que deja un mensaje nefasto a la sociedad”

La justicia condenó a un violar a 6 años por "abuso sexual con acceso carnal", pero la Cámara de Casación de San Isidro le redujo la pena a 3 años y dos meses al quitarle el agravante de "ultrajante".