Sólo se habla de los derechos de los niños, no se los aplica

Martes 19 de mayo de 2015
Por Julieta Petite, psicóloga especializada en abusos sexuales.


Desde la ONG Avivi (Ayuda a Víctimas de Violación) queremos repudiar el fallo de los jueces de la Cámara de Casación que redujo la pena al violador de un menor de 6 años porque su víctima “era gay” y ya había sido violado anteriormente por su padre.

Consideramos que el fallo es perverso y es “realmente ultrajante” debido a que lleva a la re-victimización del menor.

En ese sentido, destacamos que los argumentos utilizados por los magistrados carecen de sentido técnico ya que no es posible que un niño defina su sexualidad por un abuso, menos aún a los seis años.

Es importante destacar que en casos como estos, la responsabilidad es siempre del abusador, siempre.

No obstante, también debemos remarcar que al menos en este caso el culpable recibió una condena. Esto no es así en la mayoría de los casos que trabajamos en Avivi, donde los culpables no son sancionados.

Hechos como este arruinan psíquicamente a un niño y la Justicia lo vuelve a violentar al entender que lo que sucedió no es lo suficientemente grave.

El principal problema, a nuestro entender, es que tiene muy buena prensa hablar de los derechos del niño pero no ejercerlos en la práctica.