D'Onofrio habla "con dueños del circo, no con los monos"

En el marco de una de los dos cenas anuales que tienen las 34 agrupaciones del club, el presidente de River Plate dio su versión de lo ocurrido con el entrenador de Boca, Rodolfo Arruabarrena
Miércoles 20 de mayo de 2015
El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, dio su versión de lo ocurrido con el entrenador de Boca Juniors, Rodolfo Arruabarrena, en La Bombonera tras la agresión sufrida por el plantel millonario en el partido de vuelta por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

En el marco de una de los dos cenas anuales que tienen las 34 agrupaciones políticas del club, el mandamás millonario aseguró que estaba en el palco designado por los dirigentes locales "cuando ocurrió la agresión" y ante el llamado de un amigo oftalmólogo llegó la advertencia para que viera de cerca lo ocurrido.

"Estaba en el palco con los dirigentes y recibo el llamado de un amigo oftalmólogo. El me recomendó que vaya a ver a los jugadores, porque podía ser grave", relató D'Onofrio, según revelaron a DyN fuentes confiables.

Ese jueves el dirigente se hizo acompañar en el camino al campo de juego por el vicepresidente Matías Patanian y el personal de seguridad del club, porque debía pasar por sectores donde había simpatizantes xeneizes.

Una vez en el terreno, D'Onofrio admitió que Arruabarrena y su asistente Diego Markic le pidieron que saliera de allí porque "no tenía nada que hacer" y que no "se le ocurra suspender el partido".

Ante el pedido del entrenador, D'Onofrio aseguró que no conocía quien estaba como veedor de la Conmebol y que sólo iba a ver cómo estaban sus jugadores.

Poco después, según siguió en su alocución, Arruabarrena le insistió que se retirara con más énfasis, a lo que contestó "sin ánimo de ofender, que en todo caso iba a hablar con los dueños del circo y no con los monos", con lo que el director técnico local se molestó.

Por otro lado, D'Onofrio reveló que no tuvo comunicación con el presidente de Boca, Daniel Angelici, ni con ningún otro dirigente xeneize en los días posteriores al partido.