85% de los porteños no quiere que se fume en plazas

El 82,5% de los porteños se manifestó dispuesto a aceptar que se prohíba fumar en plazas y parques a menos de ocho metros de las áreas infantiles y un 64,9% aseguró que es necesario restringir esa práctica en el interior de vehículos.
Viernes 22 de mayo de 2015
Así lo aseguró una encuesta encargada por el Proyecto Buenos Aires Libre de Humo, que impuso un espectro de 938 mujeres y hombres mayores de 15 años, difundida hoy.

El estudio señaló que el 82,5% de las personas encuestadas manifestó que estaría "de acuerdo o muy de acuerdo con que se implemente esta restricción al tabaquismo en lugares abiertos", a ocho metros de zonas infantiles.

Cuando se trató de espacios abiertos sin implicancia de zonas para niños, el 38,3% se mostró a favor (de acuerdo o muy de acuerdo) con la prohibición, contra el 61,7%, que lo hizo en contra (en desacuerdo y muy en desacuerdo).

Al responder por la restricción del hábito de fumar en el interior de vehículos, como taxis, remises y automóviles particulares, el 64,9% expresó su aceptación y un 35,1% se manifestó en contra.

La encuesta "Percepciones de los porteños sobre el tabaquismo en espacios abiertos y en automóviles" fue realizada por el Centro para la Investigación de Enfermedades No Transmisibles, Asociación Civil (Cienta), en el periodo de abril-mayo de este año.

El campo cubierto tuvo un 47,9% de fumadores, 17,8% ex fumadores y sólo el 34,2% nunca había fumado.

Marta Angueira, cardióloga, especialista en cesación tabáquica y directora del Proyecto Buenos Aires Ciudad Libre de Humo, dijo que "los objetivos de este sondeo en la Ciudad de Buenos Aires fueron describir el grado de acuerdo de la población con la prohibición de fumar en parques y plazas de la ciudad y cuáles son los principales argumentos para acordar o disentir con esto".

Asimismo, sostuvo que el trabajo buscó "identificar el grado de concordancia de las personas fumadoras con la legislación actual en materia de control de tabaco".

Al responder si el humo del tabaco en ambientes abiertos es perjudicial para su salud y la de los otros, el 43,4% respondió en forma negativa, un 15,5% no supo qué responder y sólo el 41,3% lo hizo afirmativamente.

"Si uno abre las respuestas en el grupo de actuales fumadores, las cifras son dramáticamente más favorables hacia el tabaquismo y en contra de las restricciones en todas las preguntas, mientras que si se toman las respuestas de aquellos que nunca fumaron, la relación es exactamente inversa", dijo Angueira.