Crecieron los depósitos a plazo fijo en pesos

Subieron 9,2% en comparación a abril de 2014, la tasa de expansión más alta en cinco años.
Sábado 23 de mayo de 2015
Sin grandes modificaciones en las tasas de interés pasivas, el conjunto de depósitos en pesos del sector privado aceleró su ritmo de expansión hasta 4,5% respecto de marzo y creció al 9,2% mensual en abril, la tasa de expansión más alta en cinco años.

Así lo destacó el economista Joaquín Berro Madero del Ieral de la Fundación Mediterránea en un reciente informe de coyuntura.

"Por su parte, los créditos al sector privado, que habían mostrado más dinamismo en los primeros meses del año, ahora se expanden al 1,3% mensual, aunque los de consumo lo hacen al 2,8%", indicó.

Mientras que señaló que "la canalización de depósitos a préstamos pierde intensidad, y la diferencia deriva en un creciente stock de Letras del Banco Central en poder de las entidades".

Según su visión, luego del repunte registrado en marzo, los datos del mes de abril reflejan un estancamiento en los créditos bancarios.

"Por su parte, los depósitos del sector privado en pesos muestran en abril una aceleración producto del impulso que tomaron los depósitos a plazo", dijo.

Explicó que la canalización de depósitos a créditos pierde intensidad, "cobrando cada vez mayor relevancia las colocaciones en Letras del BCRA".

En definitiva, el fondeo de los bancos vía depósitos del sector privado viene acelerándose en forma significativa mes a mes desde el comienzo de 2015.

"Esto es, los depósitos en pesos en los bancos crecieron 1,4%, 2,4%, 4,2% y 4,5% intermensual en los primeros cuatro meses del año, respectivamente, fenómeno motorizado por las colocaciones en Plazo Fijo", añadió.

Ocurre que mientras durante los tres primeros meses del año los depósitos a plazo en pesos crecieron 4,8% intermensual promedio, en abril lo hicieron al 9,2%; la tasa de expansión más alta registrada hace por lo menos cinco años.

"Los depósitos a plazo representan prácticamente la mitad (48%) del total de los depósitos del sector privado. Por su parte, las colocaciones en Caja de Ahorro, que mostraron retrocesos en los primeros meses del año, en abril se expandieron 3,5% intermensual", indicó Berro Madero.

Por último, las colocaciones en Cuenta Corriente -de comportamiento más volátil- cayeron -1,4% intermensual el mes pasado.

"Este fenómeno se produce en un contexto en el cual las tasas de interés pasivas no han sufrido importantes modificaciones. Esto significa que desde comienzos de año a esta parte, tanto la tasa pasiva minorista como la mayorista (BADLAR), se han movido en torno a 20,4% anual la primera y 20,6% anual la segunda; registrándose apenas una leve moderación en las últimas semanas", precisó.

Para el analista, posiblemente la moderación tanto en las expectativas de devaluación como en las de inflación, haya incentivado a los agentes a colocar una mayor porción de sus ahorros en los bancos.

"Sobre todo en un contexto de incertidumbre respecto a la política electoral. El incremento de 6,8% intermensual de los depósitos en moneda extranjera registrado en abril refuerza esta hipótesis", dijo.