Escándalo FIFA salpicó al fallecido dirigente Grondona

En la denuncia -en el punto 249- se indicó que los presidentes de las asociaciones de Argentina y Brasil cobraron 3 millones de dólares para la organización de las cuatro Copas América de 2015 a 2023.
Miércoles 27 de mayo de 2015
El escándalo de corrupción que sacudió a la FIFA y que destapó la Justicia de Estados Unidos, salpica también a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), dado que en el informe presentado en la acusación se menciona que el presidente de la entidad, en el 2013, recibió 3 millones de dólares para la organización de las Copas América de 2015 a 2023.

En esa oportunidad el presidente de la AFA era el fallecido Julio Humberto Grondona, quien murió el 30 de julio de 2014 y manejó el máximo ente del fútbol local durante más de 30 años, aparte de haber sido Vicepresidente de la FIFA desde 1998 hasta su muerte.

En la denuncia -en el punto 249- se indicó que los presidentes de las asociaciones de Argentina y Brasil cobraron 3 millones de dólares para la organización de las cuatro Copas América de 2015 a 2023.

En principio, durante la conferencia de prensa que realizó el Ministerio de Justicia de Estados Unidos, en Nueva York, no se dieron a conocer nombres, pero se indicó que "un alto oficial de larga trayectoria de la FIFA y de la AFA" estaba involucrado en el escándalo.

La mención tiene relación en que ese dirigente pidió un "soborno de siete cifras" por la Copa América realizada en 2011 en Argentina, que terminó ganando Uruguay, en la final ante Paraguay en el estadio de River.

La investigación estadounidense abarca las últimas dos décadas de la FIFA, período en el cual Joseph Blatter fue su conductor.

La acusación de la Justicia norteamericana involucra a 14 dirigentes o exdirigentes de la FIFA, muchos de ellos que ocuparon altos cargos dentro del máximo organismo del fútbol mundial.

"No vamos a hacer comentarios sobre nadie que no esté incluido en el pliego de acusaciones", explicaron las autoridades norteamericanas.

Argentina organizó la Copa América en el 2011 con sedes en Buenos Aires, La Plata, San Juan, Santa Fe, Córdoba, San Salvador de Jujuy, Salta y Mendoza.

En la investigación, quienes están comprometidos y a los que la Justicia norteamericana les pedirá la extradición para juzgarlos, son los expresidentes de la Conmebol Nicolás Leoz (Paraguay) y Eugenio Figueredo (Uruguay), quienes mantuvieron estrecha relación con Grondona.