Se levantó el paro bancario: habrá una nueva propuesta

Los trabajadores del gremio La Bancaria concluyeron el paro de 48 horas que realizaron para que las entidades financieras absorban el Impuesto a las Ganancias de los sueldos del sector y concedan un aumento de salarios de más de 30 por ciento.
Miércoles 27 de mayo de 2015
El secretario general del gremio, Sergio Palazzo, adelantó que se le presentará una propuesta al Gobierno en función del ajuste salarial que reclaman y ratificó que mañana habrá actividad normal en el sector.

"Nos reunimos con los ministros (de Economía, Axel) Kicillof y (de Trabajo, Carlos) Tomada y acordamos presentar una propuesta en función del reclamo que se basa en un aumento de salarios del 30 y un alivio en el pago del impuesto a la ganancias", dijo el gremialista al concluir el encuentro con ambos funcionarios, en el Palacio de Hacienda.

Asimismo, ratificó que mañana habrá actividad bancaria en forma normal y que habrá una reunión del secretariado para elaborar la iniciativa que se elevará al Poder Ejecutivo.

La protesta de 48 horas afectó la operatoria normal de la plaza financiera, ya que se acopló con el fin de semana largo por el feriado del 25 de mayo y provocó una disminución de la venta de dólares y un menor abastecimiento de los cajeros automáticos, pero tuvo menor repercusión en el sector bursátil, donde los mercados operaron con volúmenes casi normales.

La Bancaria, sindicato conducido por Sergio Palazzo, reclamó que la costumbre asumida por algunas entidades estatales de absorber las cifras correspondientes al pago del Impuesto a las Ganancias de los salarios de sus trabajadores se extienda a todos los bancos. A eso le agrega un pedido de incremento salarial de más del 30 por ciento, en el marco de una negociación paritaria que debería haberse cerrado el 31 de enero, el día en que venció el acuerdo del 2014.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se reunió el martes con Palazzo para analizar las chances de destrabar el conflicto, y procurará generar una nueva reunión entre el gremio y las cámaras que representan a los bancos para las próximas horas, informaron fuentes oficiales.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, advirtió que en el conflicto bancario "la cuerda se tensó demasiado", pero dijo mantener "esperanzas" en que se arribe a un acuerdo y reiteró que no lo "asusta" que haya "ruidos" en una paritaria.

"Seguimos estando en una situación de esas en donde ya se ha tensado demasiado y todavía no logran tocarse las dos puntas de la cuerda", analizó el funcionario, pero afirmó que "no hay que perder las esperanzas y buscar la oportunidad de que las cosas salgan bien".

"A mí no me asustan los ruidos de una paritaria", como la de este sector, abundó Fernández en declaraciones a la prensa antes de ingresar a la Casa de Gobierno.