Herpes para frenar el cáncer

El trabajo fue difundido en el Reino Unido.
Jueves 28 de mayo de 2015
Un tratamiento viral compuesto del virus del herpes modificado con ingeniería genética detiene la progresión del cáncer de piel y destruye sus células, según un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres.

El trabajo, difundido en el Reino Unido, revela que este tratamiento, además de destruir las células cancerígenas de la piel, activa y estimula el sistema inmunológico contra los tumores.

Los investigadores estudiaron a 436 pacientes que presentaban melanomas agresivos e inoperables a los que dividieron en grupos y aplicaron respectivamente una inyección de la terapia viral denominada "Talimogene Laherparepvec" (T-VEC) y una terapia de control.

Un 16,3 % del grupo que recibió la terapia viral T-VEC desarrolló una respuesta positiva al tratamiento durante más de seis meses, comparado con el 2,1 % de los que recibieron el tratamiento de control.

La investigación fue realizada por científicos del londinense The Institute of Cancer Research (ICR), que coordinó a más de 64 centros de investigación a nivel mundial, entre los que se incluye la universidad de Oxford.

Las respuestas al tratamiento más destacadas se dieron en pacientes en los que el cáncer estaba en sus primeras etapas y en aquellos que todavía no habían recibido ningún tipo de terapía.

Uno de los investigadores, el profesor del ICR, Kevin Harrington, subrayó que "hay un interés creciente en los tratamientos virales contra el cáncer ya que estos actúan contra la enfermedad de dos formas diferentes: destruyendo las células cancerígenas y activando al sistema inmunológico contra el tumor".

"Además, como el tratamiento viral ataca a las células cancerígenas de manera específica, tiene menos efectos secundarios que otros métodos tradicionales", puntualizó Harrington.

Por su parte, el profesor y director ejecutivo del ICR, Paul Workman, afirmó: "Pensamos en los virus como los enemigos de la humanidad, pero es su habilidad para infectar y destruir células humanas lo que les hace tan prometedores en los tratamientos contra el cáncer".

"Es emocionante ver el potencial del tratamiento viral y hay esperanzas de que estas terapias sean más efectivas en el futuro combinadas con otras medicinas contra el cáncer para obtener el control y la cura de la enfermedad a largo plazo", relató Workman.