Cinthia Fernández no se oculta: "Sí, la del video soy yo"

Lejos de negarlo, la bailarina reconoció ser la protagonista del video XXX. Todos hablan de la filmación hot.
Viernes 29 de mayo de 2015

Podría haber negado ser la protagonista del video XXX, pero prefirió dar la cara. "Soy yo. Es un video de hace 7 años aparentemente. Recién me había mudado. Cuando me lo pasó quede fría. Después vi la cadena del que en ese momento era mi pareja. Era una pareja estable. Aparentemente es un pelotudo", afirmó Cinthia Fernández sobre la aparición de una grabación sexual íntima.

"La del video soy yo, me siento avergonzada. Tengo una familia, no estoy sola ahora. Me da bronca que un forro tenga ganas de verme mal por esto. Me da vergüenza por las nenas y por mi pareja, para él no debe ser comodo porque es una situación intima", se lamentó en comunicación telefónica con Intrusos sobre las imágenes que circulan, principalmente, por el servicio de mensajería directa Whatsapp. "Me di cuenta que era yo por el tatoo", aclaró, más tarde, en Este es el show.

Primero Cinthia había negado ser ella porque estaba segura de no haberse filmado en la intimidad. Pero lo cierto es que después reconoció a un ex novio suyo, quien lo hizo público sin su consentimiento.

"No fue una elección mía. No puedo creerlo. Me di cuenta por la cadena, era del que es mi pareja, estuve un año y medio", dijo. "No soy la mima pendeja histérica que andaba en culo en todos lados antes. Tampoco me quiero hacer la carmelita descalza. Me da bronca porque hoy por hoy mi situación de vida no es la misma que en ese entonces. Siento vergüenza porque es una situación intima. No tengo ganas de que todo el mundo vea cómo hago el amor", sostuvo la actual pareja del futbolista Matías Defederico.

"Me costó mucho formar lo que tengo. Me separé muchas veces. No me hace bien esto. Todo el mundo se mete, todo el mundo tiene siempre algo que decir", reclamó ante Jorge Rial.

"Ahora me tengo que bancar a todas las pelotudas que salgan a hablar de mí. Yo ya sé cómo es esto", aseguró enojada por esta situación.