Aimar, concentrado para este domingo, saborea otro debut

Tras su regreso al club de Núñez, el mediocampista volvería a ponerse la camiseta del equipo frente a Rosario Central. "Se viene lo difícil", dijo.
Viernes 29 de mayo de 2015
El mediocampista de River Plate Pablo Aimar, confirmado entre los concentrados para un partido oficial por primera vez desde su regreso al club de Núñez, confió que volver a sumar minutos con esa camiseta será como un nuevo debut, pero admitió que "ahora se viene lo difícil".

De todas formas, lejos de algún divismo que podría tener un futbolista de su talla, y sobre todo por su historia en el equipo "Millonario", pidió ser tratado "como uno más" y consideró que debe jugar algunos minutos el domingo ante Rosario Central únicamente si lo merece. Aimar, recuperado de una lesión que lo marginó largo tiempo de las canchas y que lo obligó a una doble intervención quirúrgica, ocuparía un lugar entre los suplentes y podría jugar sus primeros minutos con la camiseta de River después de catorce años.


"Hace mucho tiempo estaba esperando para estar entre los que pueden jugar el domingo", se sinceró de movida el cordobés en una conferencia de prensa que brindó tras la confirmación de la inclusión de su nombre y apellido en la lista de Marcelo Gallardo para el domingo.

Sin embargo, subrayó: "Ahora viene lo difícil, que es jugar a la altura de River. De este River que es un equipo tan bueno y competitivo".

El mediocampista cordobés, de 35 años y más de una década en el fútbol europeo, además de un breve último paso por Malasia, admitió que pensó en abandonar la lucha con su lesión en el tobillo derecho "porque no había mejoras y es difícil competir con muchachos jóvenes y en plenitud física" y destacó que vive este momento "de regalo", porque no le queda "mucho más para dar".

Sin embargo, el cosquilleo, al parecer, lo tiene como en sus primeras épocas: "Tengo ganas de jugar, de sentir el estadio otra vez lleno".

"Me imagino un montón de cosas. Creo que la gente me va a recibir bien y después me va a exigir como a cualquier otro, y eso es buenísimo. River es grande por su exigencia y yo para poder disputar minutos en este equipo tengo que convivir con esa exigencia. En River no se puede empatar", resaltó.

La ilusión por tener algunos minutos está latente, aunque dijo que su inclusión "depende de lo que pase en el partido". "Lo que estuvo siempre claro entre nosotros (él y Gallardo) es que voy a jugar si me lo merezco, no le voy a sacar minutos a otro que lo merezca más que yo", explicó.

Por último, añadió: "Espero que si me toca me traten como uno más y ser uno más". "A Marcelo le pedí sinceridad, y que si veía que podía darle soluciones y serle útil me lo dijera y si era lo contrario, también. Estoy en esta convocatoria porque seguramente han visto que puedo aportar cosas", concluyó.