Un jugador murió después de convertir un gol

Otra muerte súbita sacudió al fútbol después de que Mohamed Alí Jamil Allouche, de 21 años, se desvaneciera dentro del campo de juego tras marcar un tanto para su equipo.
Martes 2 de junio de 2015
Conocido como "Moe" o "Big Show", el joven era el capitán de la reserva del Northern Saints de la Liga Essendon District. El último sábado, después de convertir un gol frente al Avondale Heights y cuando se prestaba a festejar con uno de sus compañeros, se desmayó y horas más tarde, ya en el hospital, falleció.

Su deceso muerte se suma al de Cristian Gómez, quien la semana pasada falleció después de desvanecerse en el duelo entre Boca Unidos y Atlético Paraná. Si bien lograron reanimarlo en la cancha, fue internado y murió apenas unos minutos más tarde.