Carlos Nair Menem detenido con un arma de guerra: no quiso declarar

El hijo del ex presidente Carlos Menem, se negó a declarar ante la Justicia tras ser detenido junto a un amigo en el partido bonaerense de Moreno cuando iban en una moto con armas de fuego y cocaína.
Martes 2 de junio de 2015
Según informaron fuentes policiales, la detención ocurrió cerca de las 6:30 de este martes en la esquina de Florencio Sánchez y Costa Rica, de Moreno, Carlitos Nair, de 33 años, iba con un amigo y quedó detenido.

En el momento de la detención, los efectivos policiales le habrían secuestrado un fusil calibre 7.65 y una pistola calibre 9 milímetros con numeración limada.

Ambos viajaban en una moto sin patente legible, y además, tenían en su poder una pequeña cantidad de cocaína en dos envoltorios, que sería para consumo personal.

Sin embargo, su abogado, Omar Daer, contó que a su cliente lo imputaron por "portación ilegal de arma de guerra, en concurso real con encubrimiento", porque tenía una pistola calibre 9 milímetros.

"Se negó a declarar porque no comprende lo grave que es el delito que se le imputa. Ahora hay que esperar a ver cómo evoluciona su situación procesal ya que el juez de Garantías va a convertir su aprehensión en detención mañana", contó Daer en declaraciones a la prensa.

Daer comentó además que ya presentó el pedido de excarcelación y que solicitó que su cliente sea sometido a un tratamiento psiquiátrico y psicológico.

El letrado relató que Carlitos Nair iba a ver a un amigo que estaba herido de bala, producto de un presunto hecho delictivo y que portaba un arma porque hace poco su casa había sido baleada y tenía temor.

"Como fue víctima hace poco de un delito de arma de fuego está susceptible y vive atemorizado después que le tirotearon la casa", indicó el letrado.

Daer afirmó también que no está probado que sea cocaína lo que tenía, y que no está acreditado que sea droga: "Dicen que encontraron un gramo, pero se necesitan las pericias para determinar si es cocaína y además tiene que haber testigos que hayan visto que se la sacaron a él en el momento de la detención".

El abogado también puso en duda el arma que le secuestraron, porque dijo "no sé si es el arma que realmente tenía" y además que la moto en la que iban estaba en poder de la otra persona que quedó detenida.

Al ser consultado sobre la denuncia por violencia de género que dio a conocer la media hermana de Carlitos Nair, Zulemita Menem, dijo desconocer si existen situaciones de ese tipo.

"El único delito por el que fue indagado es por la tenencia de arma de guerra", sentenció.

Otra versión de los hechos

Trascendió que el hijo del expresidente, al momento de quedar detenido, estaba participando de un hecho delictivo, a causa de un robo en el que murió un ladrón al ser baleado por el dueño de la casa.

Aparentemente, el delincuente muerto era conocido de Carlitos Nair y como represalia él junto al otro detenido habrían vuelto a la casa de la familia y la balearon.

Esa versión surgió del testimonio de los vecinos y de algunos testigos del hecho que llamaron a la Policía y que habrían contado que reconocieron al hijo del expresidente.

Sin embargo, el superintendente de la Zona Oeste Gabriel Duva, aseguró ante la prensa que desconocía los motivos del tiroteo en la casa y negó que tuvieran que ver con el crimen de un delincuente cometido a una cuadra del lugar durante el robo a una vivienda.

La causa por la detención de Carlos Nair está a cargo del fiscal de Moreno Gabriel Urrutia y si bien se investiga el posible vínculo entre los hechos, aún no fue establecido.

En marzo pasado Carlitos Nair denunció que balearon su casa en el partido de Moreno y ante la prensa había contado: "Voltearon un portón y entraron a la casa con dos autos. Fue bastante fea la cosa. Fueron 50 disparos más o menos".

Este martes, Zulemita Menem, contó que diez días atrás, su medio hermano había asaltado y golpeado junto a otro sujeto a una exnovia, que a su vez es amiga de ella, a la que le robó una moto y otros objetos.

"Hoy lo mejor que le puede pasar a Carlos es que no este en la calle porque es un peligro para él y para todos. Me encataría que acepte el tratamiento y que lo obliguen a internarlo", dijo Zulemita.

En noviembre de 2014, Carlitos Nair participó de una pelea en un boliche y terminó con varias heridas en su rostro.

En 2013, estuvo internado en una clínica en Mendoza para rehabilitarse de su adicción a la morfina, que habría comenzado en agosto de 2011, cuando durante una pelea de tránsito en el barrio porteño de Palermo, se realizó un disparo en una de sus piernas en forma accidental.