#NiUnaMenos: no solamente Buenos Aires dijo “basta”

La marcha de organizaciones de mujeres y un colectivo de actrices, periodistas y activistas que había realizado la convocatoria en redes sociales también se replicó en Uruguay, Chile y Miami.
Miércoles 3 de junio de 2015
Miles de personas marcharon hoy en las principales ciudades del país contra los femicidios, que en 2014 se cobraron la vida de 277 mujeres y niñas, mientras en el acto central frente al Congreso de la Nación los manifestantes reclamaron la implementación de la ley contra la violencia de género.

La marcha en la ciudad de Buenos Aires, encabezada por organizaciones de mujeres y un colectivo de actrices, periodistas y activistas que había realizado la convocatoria en redes sociales de Internet con la consigna #NiUnaMenos, también se replicó en Uruguay, Chile y Miami.

En el acto que se hizo en la Plaza de los Dos Congresos la dibujante Maitena y los actores Juan Minujín y Erica Rivas leyeron un documento, que se busca sea firmado por legisladores y políticos a modo de compromiso en la implementación de acciones para evitar violencia de género y femicidios.

El texto destacó que faltan reglamentar artículos de la Ley 26.485 contra la Violencia de Género, sancionada en 2009, entre los que citó el que dispone la creación del Plan Nacional de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres.

"Es insuficiente para evitar el aumento de la violencia de género", expresó Minujín como parte de la lectura del documento, que pidió implementar esa legislación "con todos los recursos necesarios y monitorear" la iniciativa.

Además, reclamaron que se garantice el acceso de las víctimas a la Justicia, que las fiscalías y comisarías tengan personal "capacitado e idóneo para recibir las denuncias", unificación de las causas de los fueros civil y penal, y acceso de las víctimas a patrocinio jurídico gratuito durante todo el proceso judicial.

El otro pedido estuvo referido a la elaboración de un registro oficial único de víctimas de violencia contra las mujeres y estadísticas oficiales y actualizadas sobre femicidios, porque "sólo dimensionar lo que sucede permitirá el diseño de políticas públicas efectivas".

Asimismo, solicitaron garantizar y profundizar la educación sexual integral en todos los niveles educativos, "para formar en la igualdad y para una vida libre de discriminación y violencia machista. Sensibilizar y capacitar docentes y directivos".

"Garantizar la protección de las víctimas de violencia e implementar el monitoreo electrónico de los victimarios para asegurar que no violen las restricciones de acercamiento que les impone la Justicia", son otros de los puntos que se reclamaron en el acto.

En ese marco, el texto destacó que "el Poder Judicial desempeña un papel deficiente en la ayuda a las víctimas", quienes deben realizar "el aporte de testigos y pruebas", y expresó que "no garantiza medidas efectivas" para evitar la violencia de género. "Se trata de violencia institucional", leyó Minujín, y recibió aplausos de los manifestantes, del mismo modo que cuando sostuvo que "muchas víctimas ya habían hecho las denuncias".

El texto también aludió a las mujeres víctimas de trata de personas "cuyo destino sigue sin conocerse. Por ellas también pedimos justicia" e hizo una referencia al tratamiento de las víctimas de violencia de género en los medios de comunicación.

En el acto, que comenzó con un video sobre violencia de género, participaron sobrevivientes y familiares de víctimas, que desde las 16 habían comenzado a concentrarse en la zona y relataron sus experiencias a medios de comunicación.

Algunos de los carteles que portaron decían: "No a la violencia de género", "Basta de femicidios", "Derecho a vivir" y "Por ustedes, Iris, Marcela, muertas por femicidios".

Una de las participantes expresó que "para nosotras esto es un gran triunfo del movimiento de mujeres. El Estado nos deja completamente solas" e instó a "juntarse para evitar la violencia y defender nuestros derechos".

Entre los participantes estuvieron políticos, actores, actrices, activistas, periodistas, las Madres del Dolor y familiares de la adolescente argentina asesinada en Uruguay, Lola Chomnalez.

La movilización surgió el 12 de mayo tras los femicidios de la adolescente embarazada en la localidad santafesina de Rufino, Chiara Páez, cuyo cuerpo fue hallado enterrado en la casa de su novio dos días antes de la convocatoria a la marcha, y el de la abogada Gabriela Parra, asesinada por su ex pareja en una confitería del barrio porteño de Caballito, el 3 del mismo mes.