Marita Verón: piden nuevo juicio político contra el juez

Susana Trimarco, madre de Marita Verón, solicitará hoy en la Legislatura provincial que se reinice el proceso contra Eduardo Romero Lascano.
Viernes 5 de junio de 2015
Los abogados de Susana Trimarco, madre de Marita Verón, la joven tucumana desaparecida en abril de 2002 solicitarán hoy en la Legislatura provincial que se reinicie el proceso de juicio político contra el juez Eduardo Romero Lascano, que se frenó el año pasado por un planteo que realizó el vocal de la sala II de la Cámara Penal.

"Por órdenes precisas de Susana (Trimarco) mañana (por hoy) realizaré una presentación en la Legislatura pidiendo que se cumpla la remisión de la actuaciones del proceso y se fije la fecha para el juicio político contra Romero Lascano", informó esta noche Carlos Garmendia, abogado de la Fundación María de los Ángeles. "Si no surge ninguna situación particular, en un máximo en dos meses debería estar terminado el juicio político", agregó Garmendia.

Romero Lascano es uno de los tres integrantes de la sala II de la Cámara Penal que, en un polémico fallo dictado a fines de 2012, dejó en libertad a los acusados de haber secuestrado y obligado a ejercer la prostitución a Marita Verón. A partir de ese momento, los abogados de Trimarco, con el apoyo del Poder Ejecutivo provincial, iniciaron las acciones para que se destituya a los tres magistrados mediante un juicio político.

Los otros dos jueces, Alberto Piedrabuena y Emilio Herrera Molina lograron el beneficio de la jubilación y quedaron al margen del proceso, algo que no pudo hacer Romero Lascano.

"El día que la Comisión de Juicio Político decidió acusarlo por mal desempeño y enviar las actuaciones al Jury de Enjuiciamiento para que se fije la fecha de inicio del proceso, el juez logró sacar una medida cautelar que frenó todo hasta tanto haya un pronunciamiento definitivo", recordó Garmendia. "Ahora, La Corte Suprema de la Nación determinó que Romero Lascano no tiene razón en una sentencia breve y por lo tanto no hay más escusas para demorar este proceso", agregó el abogado.

La Corte Suprema de la Nación puso un punto final a la acción de inconstitucionalidad que había planteado Romero Lascano y por eso desde la Fundación María de Los Ángeles sostienen que no hay obstáculo para reanudar el proceso.

El vocal de la sala II de la Cámara Penal había planteado que la conformación del Jury, órgano encargado de determinar si corresponde expulsar a un magistrado del Poder Judicial es contraria a la Carta Magna y reclamó la inconstitucionalidad del procedimiento, primero en el fuero local, y luego ante el alto tribunal. El martes, los vocales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Luis Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, dictaron una sentencia en esa causa y declararon "inadmisible" lo requerido por el juez tucumano.

Sin embargo, Romero Lascano no está dispuesto a enfrentar el Juicio Político y planteó ante la Justicia provincial la inconstitucionalidad del Jurado de Enjuiciamiento respecto a lo dispuesto por la ley que convocó a la reforma constitucional de 2006.

"Este planteo debió haberlo hecho en un primer momento pero parece que el juez fue adquiriendo las mismas mañas que tenía los abogados defensores en el juicio de Marita y la misma estrategia de dilación constante", se quejó Garmendia.

Diez de los 13 imputados en el juicio, absueltos en primer instancia por la sala II de la Cámara Penal, fueron posteriormente declarados culpables por la Corte Suprema de la Provincia y condenados prisión. Los únicos que quedaron al margen de la condena fueron los hermanos María Jesús Rivero y su hermano Víctor, además de Lidia Medina, quien falleció antes de la revisión del fallo.