Nuevo fallo de Griesa ordena que Argentina pague US$ 5.400 millones

El juez dijo que el país deberá cumplir con el fallo a favor de estos acreedores que reclaman "trato igualitario" ("me-too", en inglés) antes de poder pagar la deuda reestructurada.
Viernes 5 de junio de 2015
La decisión de Griesa, difundida por la agencia Reuters, se da en el marco de un largo litigio judicial iniciado por unos fondos de cobertura que buscan un pago total de sus acreencias tras la cesación de pagos del país por unos 100.000 millones de dólares en el 2002.

El 2 de marzo pasado fue la fecha límite estipulada por el juez para la presentación por escrito de los 'me too', quienes tras haber decidido no ingresar a los canjes de deuda de 2005 y 2010, ahora solicitan ser considerados dentro del fallo que en el 2012 favoreció a los fondos buitre Capital y Aurelius y ordenó a la Argentina el pago total de cerca de 1.300 millones de dólares más intereses.

El 18 de marzo la Argentina rechazó los requerimientos efectuados a pedido de Griesa por este grupo, que se conformó con 526 acreedores que suscribieron 120 demandas.

En su defensa, la Argentina planteó que las nuevas demandas presentadas no tienen argumentos para presentarse bajo la condición de "me too".

Ahora que Griesa avaló la petición de los acreedores, el monto total de la deuda que la Argentina debería renegociar con acreedores que no participaron de las reestructuraciones de 2005 y 2010 superaría los 7 mil millones de dólares, producto de los 5.400 de los "me too", más los 1.330 e intereses de los que corresponden al fallo inicial.