Renuncia de Piombo y Sal Llargués: la historia oculta

El periodista Gustavo Carabajal dio algunos datos del fallo de los magistrados que contradicen lo dicho en público por ellos mismo y por el condenado por el abuso sexual de un menor.
Sábado 6 de junio de 2015

Los jueces Benjamín Sal Llargués y Horacio Piombo, que atenuaron la condena al violador de un nene de seis años por su presunta orientación de género, presentaron su renuncia ante el Tribunal de Casación Penal bonaerense.



El periodista Gustavo Carabajar reveló la historia oculta del fallo y dio algunos datos que contradicen lo dicho en público por los jueces y el condenado.

“En este fallo que yo tengo acá, de 25 páginas, nada dice que el chiquito hubiese sido abusado por el padre y que era homosexual. El papá tiene una condena por abuso pero no por el chiquito sino por la prima. El padre está detenido y el nene quedó abandonado porque su madre es adicta. Estaba con su abuela”, aseguró.

“Tolosa (condenado por abuso sexual del menor) salió a decir por todos los medios que era inocente. Los jueces dijeron que había delito. Tolosa no es un tipo inocente. Si bien presentó 10 testigos que decían que era buena persona, eso no lo hace inocente. Una psicóloga que lo entrevista le mostró 13 imágenes y en 9 imágenes -donde todo el mundo ve animales o personas- este denegerado veía colas. Este cobarde salió a ensuciar al chiquito y no hay nada más alejado de la realidad. La psicológo dijo que tiene una desviación sexual importante”, concluyó.

Piombo y Sal Llargués fueron cuestionados al conocerse un fallo de julio de 2014, en el que como miembros de la sala I de la Cámara de Casación Penal le quitaron el carácter de "gravemente ultrajante" a la condena que pesaba sobre el vicepresidente del Club Florida, Mario Tolosa, por considerar que el niño abusado tenía "una orientación sexual homosexual".

Así, le redujeron la pena de los seis años de prisión originales a tres años y dos meses, y Tolosa quedó en libertad tras cumplir dos años de cárcel.