Petróleo trepó 3,4%: u$s 60

En fuerte alza este martes en Nueva York.
Martes 9 de junio de 2015
El precio del petróleo cerró en fuerte alza este martes en Nueva York, donde los operadores esperan una caída de las reservas y de la producción de crudo en Estados Unidos.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en julio ganó 3,4% (dos dólares) a u$s 60,14 en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el precio del barril de Brent del Mar del Norte para entrega en julio ganó u$s 2,19 a u$s 62,88 en el Intercontinental Exchange (ICE).

"Creo que vamos a ver una caída de las reservas", dijo Carl Larry, de Frost & Sullivan. "Y ayer hubo un informe sobre una caída de la producción estadounidense durante uno o dos meses, eso da un impulso al alza".

"Se trata de un movimiento de alza antes de las estadísticas" semanales que serán publicadas el miércoles por el Departamento de Energía (DoE), añadió, advirtiendo que si las cifras no son conforme a lo esperado el precio del crudo podría caer bruscamente.

Según las previsiones promedio de la agencia Bloomberg los stocks estadounidenses de crudo deberían caer en 1,45 millones de barriles diarios (mbd).

Larry espera también que las cifras del miércoles muestren una demanda importante de gasolina, lo que -según él- "podría alentar una producción de gasolina mayor en Europa, para importarla aquí, lo que podría explicar el alza del Brent".

Además, el DoE prevé que en julio baje la producción de petróleo de esquisto, una perspectiva alentadora para los inversores que apuestan a un alza del precio del crudo.

La producción en la cuenca de Bakken, en Dakota del Norte (norte de Estados Unidos) debería bajar en 29.000 barriles diarios (bd) en julio en relación a junio, mientras que la producción en la región de Eagle Ford, en Texas, debería caer en 49,000 bd el mes próximo, en relación al anterior.

Según Larry, la baja de la producción se explica no solamente por el movimiento de cierre de pozos iniciado en octubre pasado sino también por el hecho de que "muchos productores pierden con sus operaciones de cobertura por lo que prefieren enlentecer o frenar la producción".

Con los precios actuales la rentabilidad del petróleo de esquisto estadounidense es incierta, según los analistas, y la decisión adoptada la semana pasada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de mantener sin cambios sus techos de producción hace difícil pensar en que los precios suban mucho a corto plazo.