Salud: homofobia

Es mala incluso para tu propia salud.
Miércoles 10 de junio de 2015
Uno de los mayores estudios realizados sobre la homofobia muestra que la salud de una población puede verse resentida debido a la actitud discriminatoria. ¿Tienes prejuicios irracionales? Pues también tienes razones para deshacerte de ellos.

¿Existen países más homófobos que otros? Cada país, cada cultura y cada persona criada en un entorno diferente asume sus valores de una manera distinta a los demás. La preferencia sexual siempre ha estado sujeta a la evaluación moral de las personas. En la mayoría de ocasiones con excesivo celo y de manera irracional. Ahora, un metaestudio realizado a lo largo de 38 países de la Unión Europea relaciona la homofobia del país con varios aspectos negativos para la salud. Especialmente cuando hablamos de información y enfermedades de transmisión sexual o VIH. La conclusión parece clara: aquellos países con más tendencia a la discriminación y persecución de la homosexualidad empeoran la calidad de la salud de sus habitantes, especialmente la de las personas no heterosexuales.

Cuando la discriminación afecta a tu salud

El estudio ha analizado los datos de 174.209 personas, una enorme muestra estadística a lo largo de toda la Comunidad Europea. Para poder evaluar y clasificar el "estatus" de un país con respecto a la homofobia, los investigadores tuvieron en cuenta los cuestionarios, las políticas y leyes referentes a los grupos de preferencias sexuales minoritarios, leyes sobre matrimonio homosexual, datos médicos sobre la información al respecto del VIH y otros aspectos de salud. Tras varios años analizando datos, la conclusión del grupo de investigación es que en los países con mayores niveles de homofobia, tanto cultural como legal, la población está más expuesta a la desinformación, a sufrir enfermedades de transmisión sexual y a la expansión del VIH. En concreto, los países con una tendencia y actitud fuerte contra la homosexualidad tienden crear Los países más homófobos tienen una peor calidad de salud potencialuna atmósfera contraria a la información sobre las ETS (enfermedades de transmisión, se entiende) y especialmente el VIH.

Esto se refleja en la poca información que las parejas homosexuales dan a los medios pertinentes, médicos y familiares. La población está menos informada de los peligros que esto conlleva y, especialmente, de los medios necesarios para prevenir males mayores. En consecuencia, la salud de la población se ve potencialmente afectada de manera negativa. Las brechas para que ETSs y VIH penetren entre la población son, por tanto, mucho más comunes y peligrosas. Y normalmente, la información es sencillamente ocultada o no se disponen los medios de prevención y tratamiento adecuados. Debido a esta estigmatización, la homofobia provoca un mayor contacto de personas portadoras, independientemente de su preferencia sexual. En conclusión, la tendencia discriminatoria acaba por generar un peligro para la salud y un descenso en nuestra calidad de vida. Para todos.

Homofobia, un problema por solucionar

Hablar de la homofobia a día de hoy, en una sociedad moderna y cada vez más madura, sigue siendo difícil. Difícil a nivel cultural, pues todavía hay quién se aferra a comportamientos irracionales. También difícil a nivel político, pues todavía existen países que legislan en contra de una decisión puramente personal. Y, cómo no, difícil a nivel científico. En este ámbito, es difícil definir los límites de la homofobia, ya que es una actitud y un comportamiento. A la complicación de la conceptualización se une el diseño experimental. Es difícil apuntar hacia un objetivo en el estudio sobre la homofobia. Este estudio, en particular, es todo un logro ya que supone uno de los más grandes realizados y recoge datos de todo tipo: desde percepción social, información concreta, hábitos de No existe ninguna razón lógica o biológica para la homofobiasalud... hasta legislación. Hablamos de un estudio de cientos de miles de personas, en más de 25 idiomas diferentes. Muy, completo, mires por donde lo mires. Pero tal vez no sea suficiente.

Como todo estudio científico, ha de enfocar su esfuerzo en un objetivo claro. Una crítica que podría hacerse a este mismo artículo es que el estudio habla principalmente de las ETSs y el VIH y que además se ha centrado, especialmente en hombres homo y bisexuales. Pero hay que saber ver más allá. No es el primer estudio que relaciona la actitud homofóbica con un descenso de la calidad de la salud de una población. Pero aún más importante: no existe ninguna razón lógica o biológica para la homofobia, aunque sí excusas para justificarla (irresponsablemente). A parte del miedo y la inseguridad, claro. Como sociedad moderna, que decíamos más arriba, tenemos que tener la capacidad consciente de sobreponernos a los miedos que nos hacen peores personas. Esto incluye a la cuestión legislativa. Sin hechos que promuevan ley, ¿cómo pueden existir, todavía, países que vayan en contra de sus propios ciudadanos legalmente? La cultura es un asunto más complejo, pues se transmite de forma tradicional, por lo que se heredan comportamientos irracionales de los que no somos conscientes. Pero de nuevo, debemos aprender a ver más allá, superar las actitudes que nos llevan a discriminar a los demás. Con estudios como este podemos ver que es una cuestión mucho más grande de lo que pensamos; y nos afecta a todos.