Detienen a chofer que arrolló a la pareja de argentinos

Mientras que Paula Pérez ya está despierta y evoluciona favorablemente, su novio Nicolás Viola sigue grave y necesita ser operado. El estado ecuatoriano financiará la intervención.
Jueves 11 de junio de 2015
A Nicolás le colocarán cinco grampas que unirán las costillas y el esternón; y a Paula, de 21, le practicarán una operación quirúrgica el sábado en su codo, pero ya no corre peligro de muerte. Además, el conductor de la camioneta que los chocó quedó detenido.

La operación de Nicolás supera los 12 mil dólares, sin embargo, el estado ecuatoriano se hará cargo de los gastos. Aunque el joven todavía permanezca en situación crítica, se espera que después de esto evolucione de manera favorable. Aldana Vola, hermana de Nicolás, dijo: "Recién hablé con mi mamá y me contó que Nico está muy dolorido, ya la morfina que están pasándole parece poca. Me dijo que se retuerce, transpira y se mueve como un loco, pero mañana (por hoy) a las 11 lo operan y, si todo sale bien, estará más aliviado ya que mami me explicó que cada vez que él respira se le mueve todo el pecho como si fuese una ola". Y agregó en su cuenta de Facebook: "Todo lo que tiene quebrado se le mueve y lo hace sufrir".

Sobre Paula, Juan Manuel Pérez, su hermano, dijo: "Llegaron mis papás muy contentos y emocionados porque Paulita pudo mantener un diálogo muy coherente con ellos". Y apuntó: "Se espera el resultado de otra tomografía y le van a hacer una cirugía el sábado en el codo, pero su vida no corre peligro. Además, se está evaluando que en estos días la pasen a terapia intermedia. Tenemos una alegría inmensa. Es algo inexplicable".

Paula y Nicolás son novios desde hace tres años y en agosto decidieron recorrer América latina en moto. El martes pasado iban rumbo a Quito cuando una camioneta los chocó y el conductor huyó. Luego de denuncias y trámites por parte de los familiares de los jóvenes, el hombre quedó detenido.

"Por fin la tranquilidad reina por acá. Hasta la burocracia de los trámites se hace llevadera a pesar del calor infernal. Mi hermana está bien y lo demás no importa nada. Gracias a todos por la fuerza que le dan a la flaquita, créanme que ella la recibe", dijo Juan Manuel.