Vecinos de Quilmes están atemorizados por una patota que ataca por diversión

Los adolescentes son el blanco preferido de este grupo de violentos que ataca en horas de la madrugada, a quienes caminan solos o en pequeños grupos. La última víctima fue un adolescente, de 17 años, que fue salvajemente golpeado al salir de una fiesta.
Miércoles 17 de junio de 2015

Un adolescente de 17 años fue salvajemente golpeado y finalmente apuñalado cuando salía de una fiesta particular en Quilmes Oeste por una patota que tiene atemorizado a los vecinos quienes denuncian que la banda "ataca por diversión".

El violento hecho se registró en la intersección de las calles Triunvirato y Martín Rodríguez, en Quilmes Oeste, donde se hizo presente un móvil del Comando de Prevención Comunitaria, tras el alerta al 911 de los vecinos.

Según publica hoy el Diario Popular, al llegar al lugar, los efectivos policiales se encontraron con un joven, completamente ensangrentado, quien pudo señalar que había sido atacado por un grupo de personas, cuando salió de una fiesta que se había realizado muy cerca de allí.

El adolescente fue asistido por los policías y posteriormente trasladado al hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde recibió las curaciones correspondientes no sólo por los puñetazos y patadas que recibió, sino también una herida de arma blanca en la zona lumbar.

La policía de la zona llevó adelante un amplio rastrillaje para dar con la patota pero no lograron hacerlo.

Según pudo detallar la víctima a los uniformados, tras ser asistido por los médicos, el grupo de sujetos había estado provocando disturbios en la zona y cuando lo vieron lo atacaron sin ningún motivo, con golpes de todo tipo y hasta una puñalada por la espalda.

Por el hecho tomó intervención la seccional 3ª de Quilmes Oeste y se labraron actuaciones por el delito de lesiones. La causa quedó a disposición de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 1.

El hecho generó gran conmoción entre los vecinos del barrio, quienes aseguraron que los agresores son miembros de una banda de jóvenes que "ataca por diversión".

Quienes más preocupados se mostraron fueron los padres de los adolescentes, ya que son el blanco preferido de la temida patota que ataca en horas de la madrugada, a quienes caminan solos o en pequeños grupos.