Obama condecoró a fiscal que destapó el escándalo FIFA

Loretta Lynch, la primera fiscal general afroamericana del país, es "dura" y a la vez "justa", y que no hay "mayor defensor" que ella de la igualdad de todos ante la ley, dijo el presidente de EEUU.
Miércoles 17 de junio de 2015
Barack Obama, destacó este miércoles que Loretta Lynch, la primera fiscal general afroamericana del país, es "dura" y a la vez "justa", y que no hay "mayor defensor" que ella de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

Obama encabezó, en el teatro Warner de Washington, la ceremonia formal de investidura de Lynch, quien juró el cargo a finales de abril ante el vicepresidente, Joseph Biden, y hoy volvió a hacerlo ante la jueza Sonia Sotomayor, quien también hizo historia en su día como la primera latina en llegar a la Corte Suprema.

Para el juramento de hoy, Lynch usó una Biblia que perteneció a Frederick Douglass, activista por los derechos de los afroamericanos.

"La ley es su hoja de ruta (...). Ella es dura, pero es justa" , dijo Obama sobre Lynch, que estuvo acompañada de sus padres y su esposo.

El mandatario subrayó, además, que Lynch "entiende la importancia" de la necesidad de fortalecer las relaciones entre la Policía y las minorías negra e hispana, así como de emprender una "reforma" del sistema de justicia penal.

A sus 55 años, Lynch llegó al Departamento de Justicia avalada por una larga trayectoria como fiscal federal en Brooklyn (Nueva York).