Sofía Gala aclara: “nunca descuidé a mi hija Helena”

“Sí es verdad que el día que entregaba a mi hija al papá hacía cualquier cosa y no atendía los teléfonos... Estoy hace un año y medio en recuperación", admitió la actriz e hija de Moria Casán.
Jueves 18 de junio de 2015
La actriz Sofía Gala, después de un año y medio en recuperación, volvió a hablar de su adicción a las drogas y confesó que estuvo "complicada con la falopa".

"No es verdad que descuidaba a mi hija (Helena, de 6 años; también es mamá de Dante, de 7 meses). Sí es verdad que el día que entregaba a mi hija al papá hacía cualquier cosa y no atendía los teléfonos... Estoy hace un año y medio en recuperación", admitió.

La actriz reconoció que tocó fondo el día que tuvo un fuerte enfrentamiento en los medios con su madre, Moría Casán, quien contó sus problemas personales en la televisión.

"En ese momento, yo estaba metida abajo de la cama, drogándome más que nunca. No me sirvió para nada. Me dolió que los medios la apoyen. A la larga toda esa situación me ayudó para tocar fondo emocionalmente y de otras cosas. Sé que ella estaba enojada y yo entiendo su enojo. Yo estuve complicada con la droga, eso es verdad, lo que no es verdad es que yo descuidaba a mi hija. Todo eso me motivó a meterme en recuperación", reconoció en una nota que brindo en el ciclo de "Intrusos".

La hija de la jurado del "Bailando" dijo que sintió que muchas personas la juzgaban por ser adicta: "Parecía que yo no había hecho nada en mi vida, pero hice doce películas... Por supuesto que mi mamá me ayudó y no me faltó nada. Yo trabajo desde los 16 años y no hay nada peor que no respeten tu trabajo. Cuando trabajamos juntas en el teatro, la pasamos genial. Pero cuando empezamos a trabajar siendo nosotras dos, fue raro. Somos madre e hija y no te lo bancás mucho. Todo el tiempo el otro te molesta un poco", dijo.

Y agregó: "Hay una condena social si tuviste un problema de drogas, como si fueras malo... La recuperación fue todo un aprendizaje. Mi hija fue fundamental. Al principio, la droga era controlable. Está el consumo exitoso, cuando la pasás bien, sale todo bien y al otro día, seguís con tu vida. Pero después no lo podés controlar. Yo tengo la suerte de haber entrado en recuperación y no tener recaída".

La actriz señaló que su pareja, Julián Della Paolera, la ayudó, pero también tuvo que hacer un tratamiento de rehabilitación: "Los dos teníamos problemas. Nunca tuve un problema extremo. Nos acompañamos en el proceso. La decisión tiene que ser tomada por
los dos. Estamos en proceso de recuperación, no se puede vivir de otra manera".

La hija de Moría dijo que a pesar de todo está a favor de la legalización de la marihuana y aseguró que ella nunca tuvo problema al consumirla.

Evaluó que es una adicción tal vez menor, como el tabaco o el alcohol. "El problema fue con otras drogas más duras, de conocer gente, de estar en la noche. Yo nunca me aburrí del porro. Fueron momentos diferentes de mi vida. Con la única que no tuve problemas y la consumí, fue con esa. Con las otras sí tuve", señaló.

Por último, la actriz opinó sobre lo vivido: "No me arrepiento de todo lo que viví, me ayudó a crecer como persona, a conocer mis limitaciones. No lo elijo para nada, no siempre me hizo daño,
muchas veces lo disfruté. No tengo problemas con la droga, sino con lo que la droga me hizo a mí. Depende mucho de la persona el consumo".