Chile goleó a Bolivia 5-0 y los dos pasaron a cuartos

El seleccionado chileno goleó esta noche a su par de Bolivia 5-0 en Santiago, en el marco del Grupo A, pero los dos quedaron clasificados a los cuartos de final de la Copa América.
Viernes 19 de junio de 2015

Los goles los hicieron Alexis Sánchez, Gary Medel, Charles Aránguiz, con un doblete, y el defensor boliviano Ronald Raldes, en contra de su propia valla.

Chile se puso en ventaja a los dos minutos de juego. Medel envió desde la zaga un pelotazo para la corrida de Eduardo Vargas, quien de primera tocó hacia atrás entre los defensores y Aránguiz llegó a la carrera para anotar con un potente tiro esquinado.

El anfitrión se acercó otra vez a los 19, con un tiro libre ejecutado por Sánchez que pasó muy cerca del ángulo inferior derecho.

Hasta que, a los 37, el volante del Arsenal condujo un buen avance del local, profundizó el juego sobre la derecha con un pase para Jorge Valdivia, fue a buscar el centro al área y marcó el 2-0 de palomita.

El mismo Vargas tuvo la oportunidad de meter el tercero antes del descanso, a los 40, cuando recibió de cara al gol, sin marca, pero tiró nada más que cerca del palo derecho.

El seleccionador chileno, Jorge Sampaoli, consideró que la situación era propicia para preservar tanto a Sánchez como a Arturo Vidal, quien venía de provocar un accidente automovilístico en estado de ebriedad, en tanto Bolivia hizo cambios ofensivos, pero poco pudo hacer ante el inspirado conjunto trasandino.

Chile empleó al máximo su poderío y terminó consiguiendo otros dos gritos para desencadenar la euforia del público.

A los 20 del segundo período, Angelo Henríquez desbordó por derecha y con un centro rasante que superó al arquero asistió a Aránguiz, quien sólo tuvo que empujarla.

Y a los 34, la perla del encuentro, una triangulación que culminó con un pase cuchareado por Valdivia para Medel y una definición exquisita, de emboquillada ante el achique del arquero.

Paradójicamente, en el día en que consiguió una sorprendente clasificación, Bolivia sufrió el partido, que culminó de la peor manera, con un gol en contra de Raldes tras un buscapié de Angelo Henríquez, a los 41.