Argentina venció a Jamaica y se quedó con el Grupo B

Se impuso 1 a 0 con gol de Higuaín. El equipo de Martino fue muy superior que su rival, no lo liquidó y terminó arrinconado sobre el arco de Romero. Ahora, jugará ante el segundo mejor tercero en cuartos.
Sábado 20 de junio de 2015

Con un dominio absoluto del juego pero falta de puntería para haber liquidado el pleito, Argentina sólo le ganó 1 a 0 a Jamaica en el estadio Sausalito de Viña del Mar y terminó en lo más alto del Grupo B.

El único gol lo marcó Gonzalo Higuaín, a los 10 minutos, tras una muy buena definición de mediavuelta.

El equipo de Gerardo Martino enfrentará el viernes a las 20.30 en Viña del Mar a Ecuador o el equipo que quede tercero en el Grupo C.

Argentina manejó la pelota y jugó casi siempre en campo rival, aunque su falta de puntería lo llevó a que culmine defendiéndose ante Jamaica, cuyo único atributo fue tirar la pelota al área defendida por Sergio Romero.

Argentina tuvo un predominio total en el primer tiempo y, si solamente hizo un gol en esa etapa, fue porque le faltó estar un poco más fino en la terminación de la jugada.

Higuaín fue una preocupación permanente para la débil defensa jamaiquina, que a pesar de marcarlo en más de una ocasión con más de un hombre, no pudo detener al reemplazante de Sergio
Agüero.

Casi siempre, el equipo de Gerardo Martino tuvo ocho futbolistas en campo rival si se toma como referencia que Zabaleta y Rojo, sobre todo éste último, atacaron siempre como si fueran mediocampistas.

Así como fue Javier Pastore ante Uruguay, esta vez el destacado fue Di María, quien recuperó, asistió y hasta tuvo dos ocasiones para marcar.

A él se le agregaron las desequilibrantes apariciones de Messi y la certeza de Biglia y el futbolista del PSG para hacer circular el balón.

Además de las dos chances desperdiciadas por "Fideo", Argentina pudo haber marcado ya que tuvo otras dos Higuaín y una Messi, pero faltó justeza.

Jamaica nunca pudo salir del asedio, a excepción de una pelota parada donde quedó ratificado que esa vía de ataque Argentina no se siente cómoda, aunque el cabezazo de Morgan se fue por arriba del travesaño.

En el complemento, Argentina continuó con el monopolio del balón pero perdió profundidad a pesar de haber seguido jugando siempre en el campo rival.

En los primeros diez minutos, Di María -el mejor del encuentro- hizo una gran jugada personal por derecha, pero su remate se estrelló en el travesaño y Messi intentó picársela al arquero, aunque Miller reaccionó a tiempo.

Con Roberto Pereyra en cancha por Pastore, el equipo se fue relajando con el paso de los minutos y, si bien nunca corrió riesgo el partido, quedó claro que las ocho situaciones claras desperdiciadas se pudieron haber pagado caro ante un rival de mayor fuste.

En ese sentido, el equipo ya había mostrado esa falencia ante Paraguay y Uruguay y es algo que el propio Martino marcó como un punto a mejorar tras el duelo ante los charrúas.

Argentina tuvo la pelota y hasta tres cuartos la manejó de buena manera, pero a diferencia de lo ocurrido en el primer tiempo, los laterales apenas se proyectaron, faltó el pase filtrado o alguien que gambeteara para romper el cerrojo jamaiquino.

En los últimos minutos, los isleños se acercaron al área argentina y, a pelotazo limpio, intentaron empatar pero la realidad es que nunca estuvieron cerca de hacerlo.