Profesora irascible insulta alumnos en escuela de Mendoza

Según consta en el material que fue subido a las redes sociales, la profesora amenazó a los estudiantes con impedirles el ingreso a la Universidad, además de tratarlos de "tarados" e "imbéciles", entre otros insultos.
Jueves 25 de junio de 2015

Un video subido a la web por alumnos de quinto año de un colegio secundario dependiente Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) en que una docente enojada, a la que ellos señalan como una mujer "complicada", los insulta generó polémica en Mendoza.



La docente quedó en el ojo de la tormenta al ser grabada mientras retaba a sus alumnos en su clase de Literatura, lo que provocó una investigación por parte de las autoridades universitarias.



Según consta en el video que fue subido a las redes sociales, la profesora amenazó a los estudiantes con impedirles el ingreso a la Universidad, además de tratarlos de "tarados" e "imbéciles", entre otros insultos.



La mujer fue filmada mientras expresaba su enojo por el desinterés de los alumnos durante la clase y aseguró que "le encantaría" que "se llevaran la materia todos".



"Cuando alguien me pida explicaciones, y les diga saben qué pasa, me encanta dormirme en las horas de exámenes. Les voy a encajar tantos unos como se me den las ganas", dijo.



En el video, que fue subido a la web por alumnos de quinto año del DAD, uno de los colegios secundarios que dependen de la UNCuyo, se escucha además a la docente retarlos porque en su hora estudian otras materias, como Física y Química.



"Los tarados, encima que aprovechan las horas ajenas, todavía se llevan Física y Química. Y están tres años para sacar la materia los imbéciles, porque no pueden ni siquiera estudiar una materia en la otra hora, porque se la lleva la mitad del curso y están hasta agosto del año que viene", explotó.



También les advierte que para ingresar a la Universidad "están a seis meses". "Les juro que hay gente que no entra gracias a mí. Y me encanta verlos sufrir y no tengo piedad, ni la mínima piedad", les confesó.



Desde la UNC iniciaron una investigación y designaron a un instructor sumariante para que recopile pruebas y testimonios, para luego determinar si corresponde o no el inicio de un sumario.