Esperan nuevo llamado de captores del argentino

Según contó el padre de Santiago López Menéndez, los secuestradores sólo dijeron que "está bien". La Policía nigeriana dijo que "están cerca de los captores" pero la falta de comunicación no les permite avanzar para concretar la liberación.
Viernes 26 de junio de 2015
"La verdad que no creo que las negociaciones sean muy breves. Nos vamos a quedar en la estancia para darle apoyo a Alita Perkins (la novia)", había dicho ayer Gustavo Dzugala, embajador argentino en Nigeria luego del primer contacto que mantuvieron los secuestradores de Santiago López Menéndez con las autoridades nigerianas. Y por lo pronto, se viene cumpliendo lo dicho por el diplomático, ya que hasta ahora los captores no realizaron una segunda comunicación que permita avanzar y concretar la liberación.

"Está bien, le estamos dando agua y comida", fueron las palabras dichas por los captores de Santiago y que fueron reproducidas por Jorge, el padre del ingeniero agrónomo argentino de 28 años que fue secuestrado en el campo de la empresa Flour Mills of Nigeria donde vive con su novia. "Es lo único que tenemos de ellos. A Santiago se lo llevaron con su teléfono y con la radio, un equivalente a un Nextel, pero en ninguno de los dos contesta", sostuvo.

Ayer, el embajador contó que los secuestradores, en su primer contacto, exigieron el pago de dinero pero no aclararon cuánto es el monto que pretenden. El diplomático sostuvo que se trataría de una banda criminal local y que el secuestro no estaría vinculado con ninguna organización islámica de ese país.

"Los datos que tenemos es que hay conversaciones y se han contactado los secuestradores. Se está negociando la liberación", reveló Dzugala."Esta no es una zona donde haya una presencia muy visible de grupos islamistas, y por la forma en que se comunicaron, no han hecho ningún tipo de manifestación política. Tiene toda la característica de ser un grupo criminal que lo llevó y está pidiendo un rescate", añadió.

Jorge López Menéndez, hermano de Santiago, confirmó que viajó a Nigeria para encontrarse con Alita. "Creemos ya casi con seguridad que son nómades, no Boko Haram, lo que nos tranquiliza". Agregó que por estas horas están esperando "otra comunicación, que sería hoy (por ayer)" y contó que la primera llamada fue "muy abstracta, pedían tener contacto con gente de la empresa y que iban a llamar hoy". "No se habla de cifras todavía".

Luego de que trascendiera que los raptores se contactaron con la familia y exigieron dinero para liberarlo, la policía de Nigeria reveló que están cerca de la zona de secuestro y que confían en rescatarlo.

"Nos estamos acercando a los secuestrados y tenemos muchas esperanzas en rescatar al extranjero", declaró a la agencia AFP el portavoz de la policía estatal, Bala Elkana. Al menos diez camionetas de patrulla y un equipo especial antisecuestros se han desplazado al lugar para asistir.