Liberaron al ingeniero argentino secuestrado en Nigeria

El argentino de 28 años, que vive en Nigeria, estaba desaparecido desde el miércoles, y según contó su hermana Manuela, había sido secuestrado por un grupo de hombres armados en el campo donde trabaja.
Viernes 26 de junio de 2015

Santiago López Menéndez, el ingeniero agrónomo argentino que fue secuestrado el pasado miércoles en el estado de Níger, en el centro de Nigeria, fue liberado hoy a la tarde, tras el pago del rescate pedido por sus captores.

Según confirmó Manuela, la hermana del joven de 28 años, Santiago fue liberado en un campo cercano al lugar en el que habría estado en cautiverio, tras el pago que habría realizado la
empresa para la que trabaja.

"Sabemos que mi hermano ya fue liberado y que ya se puso en contacto con su novia. Ella, mi hermano, el embajador, el cónsul y un amigo lo estaban esperando", contó Manuela en declaraciones televisivas.

"Desde el primer momento estamos en contacto con el cónsul. Este fue un proceso del que participó fuertemente la gente de la empresa", señaló.

Y siguió: "no sabemos que va a hacer ahora él, lo importante es que vuelva a su casa".

La hermana del joven liberado y que trabaja para la empresa Flour Mills of Nigeria confirmó que Santiago vivía hace un año en Nigeria.

"Esto nos tomó de sorpresa porque el tema de la seguridad nunca fue un tema para preocuparnos", remarcó.

Unas pocas horas antes de conocerse la liberación, otro hermano del argentino que viajó a Nigeria había confirmado que Santiago se había comunicado con la familia este mismo viernes.

"Acabo de hablar con él, está tranquilo", le contó Jorge, el hermano del ingeniero y agregó: "Estamos más cerca".

La prueba de vida llegó en el cuarto llamado que los secuestradores le hicieron a la familia de la víctima.

En tanto, Agustín, un amigo de López Menéndez, confirmó también la llamada en declaraciones al mismo canal y dijo que el joven de 28 años se había comunicado y que estaba tranquilo.

"No se sabe quién es -por el grupo de secuestradores- y tampoco puedo dar el dato de cuánto están negociando", señaló el amigo, quien confirmó que en las próximas horas se haría la entrega del dinero.

Este jueves, los captores de López Menéndez habían pedido dinero a cambio de su liberación y también habían solicitado la presencia de una persona mediadora.

También este jueves, la policía de Nigeria había dicho que tenía "muchas esperanzas" de rescatarlo; y el embajador argentino en ese país, Gustavo Dzugala, que trabajó en el caso desde el comienzo había indicado que los responsables del secuestro serían miembros de una banda criminal local, y que no pertenecerían a ninguna organización islámica de ese país africano.

El joven López Menéndez se encontraba trabajando en un campo de la empresa Flour Mills of Nigeria, ubicado 18 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Kontagora, cuando fue sorprendido por los secuestradores el miércoles último.