La revancha del Apache tras fallar en la Copa América 2011

Después de errar un penal con Uruguay en 2011, esta vez fue el encargado del último penal en la definición ante Colombia.
Sábado 27 de junio de 2015

Como un guiño del destino, le tocó a él. Biglia lo tiró afuera. Rojo estrelló el travesaño. La tercera tenía que ser la vencida. Colombia se esmeraba en desperdiciar sus remates. Y llegó el turno de Carlos Tevez.

El Apache se paró frente a la pelota en otra definción por penales en un partido de cuartos de final de la Copa América. Cuatro años atrás había estado en la misma situación, pero en Argentina y ante Uruguay. Y lo falló. Y después pasó cuatro años fuera de la Selección y se perdió el Mundial de Brasil.

En la noche de Viña del Mar, con un enorme David Ospina enfrente, a Tevez le debe haber venido aquella imagen a la mente, y estos cuatro largos años. Pero el Apache no dudó. Corrió hacia el balón y ejecutó con seguridad. Y con él festejó toda Argentina. "Se me cruzó la imagen de mi familia", contó después en declaraciones a la TV.

"Esto es de mis compañeros, tuvieron un partido fantástico. Hablábamos antes de patear los penales que, si en un cuarto de final te patean una vez al arco, es que estamnos haciendo bien las coas", dijo Tevez.

El delantero que prepara su regreso a Boca dijo que, con el esquema táctico de Gerardo Martino, para él "es imposible jugar en este equipo", porque solo entra un atacante de punta y tiene que competir con Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín. "Pero afuera uno disfruta lo bien que juega el equipo y cuando uno entra trata de hacer lo posible por el equipo", señaló Carlitos.

Y se fue. Cabeza bien alta y orgullo a flor de piel. Habia entrado en todos los partidos de primera fase sin suerte.

Así fue el fatídico penal que el "Apache" erró en 2011 ante Uruguay.