Asamblea Anual Ordinaria de la Masonería Argentina

Participaron 507 delegados de las 233 logias de todo el país habilitadas para votar. Analizaron diversos tópicos de la marcha institucional y aprobaron el Balance del ejercicio 2014/15.
Lunes 29 de junio de 2015

La Masonería Argentina celebró su Asamblea Anual Ordinaria. Las deliberaciones se desarrollaron en su edificio histórico de Presidente Perón 1242, CABA.

Participaron 507 delegados de las 233 logias de todo el país habilitadas para votar. Analizaron diversos tópicos de la marcha institucional y aprobaron el Balance del ejercicio 2014/15. Además, eligieron a los miembros que integrarán su Consejo Directivo durante los próximos doce meses, bajo la conducción del Gran Maestre y del Pro Gran Maestre cuyos mandatos están vigentes hasta mediados de 2017.

El titular de la Gran Logia de la Argentina, Nicolás Orlando Breglia, destacó el “enorme crecimiento de la Institución y la incorporación de numerosos jóvenes que, dijo, han permitido situar el promedio de edad en 38 años”.

Recordó que “el trabajo sostenido durante estos siete años ha devuelto la Masonería a todo el país”. “En todas las capitales de provincia, la Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano y muchas ciudades grandes y medianas se han instalado nuestros ‘talleres de ideas’ como no ocurrió durante mucho tiempo”. Anticipó que antes de fin de año se realizará el Congreso Nacional del Simbolismo en la localidad de Iguazú, Misiones “como antes se hizo en Villa Giardino, Córdoba, Salta, Corrientes y Comodoro Rivadavia”, entre otros sitios del interior del país”.

Breglia también expresó la preocupación de la Masonería por “el estado de la educación”, llamó la atención para que “el mejoramiento de los edificios escolares y la aplicación del mayor presupuesto que se asigna en el orden nacional redunden en un rápido fortalecimiento de los conocimientos, el crecimiento sano de niños y adolescentes”. También abogó por la preservación y el cuidado de los adultos mayores como reserva de conocimiento y sabiduría, y un combate frontal y sin concesiones contra el narcotráfico y la peste del femicidio”.